Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cristianismo originario   -   Sección:   Opinión

¿Cuánto se podría haber evitado del cambio climático?

María José Navarro
Vida Universal
jueves, 15 de octubre de 2009, 06:23 h (CET)
Hoy ya no se oye más reír a los teólogos

Las indicaciones científicas que afirman que el campo magnético terrestre tiene una importancia fundamental para la vida en la Tierra van ganado terreno. Los experimentos que se han hecho, aislando completamente a la vida del campo magnético terrestre, han demostrado que siempre se producen trastornos en los procesos vitales normales. Por ejemplo dentro de las células se destruye la estructura de la proteína llamada Tubulina. También se producen cambios crecientes en el ADN, es decir en el material genético hereditario justamente cuando se aísla a las células del campo magnético terrestre. Todos estos estudios coinciden y demuestran que a causa de una reducción del campo magnético terrestre se llega a un desacoplamiento de los biorritmos en el ser humano.

Existen interesantes estudios que han comprobado los efectos del campo magnético terrestre sobre el hombre. En 1994 una universidad inglesa dio a conocer un estudio que demostraba que cuando se producían variaciones de los campos magnéticos, se producía un pequeño pero significativo aumento de las depresiones en las personas, lo que justamente también hacía que aumentara el número de ingresos en clínicas psiquiátricas.

Aunque esto no queda aquí, algunos científicos también algunas otras fuentes anuncian un cambio global del campo magnético terrestre, lo que llevaría a una reversión de los polos, algo que ha sucedido en diversos momentos de la historia del planeta Tierra y cuyas consecuencias sólo se pueden imaginar. Una reversión geomagnética es una rápida reducción de la fuerza del campo magnético, lo que llevaría a una inversión de los polos, es decir, el polo norte estará ubicado en el polo sur y viceversa. Con esto el ser humano estaría expuesto a una intensa radiación solar por la perdida de capacidad del planeta de rechazar los rayos Gamma, es decir, la Tierra perdería su escudo protector. Los satélites que orbitan la Tierra caerían sobre ésta sumándose al caos reinante y muchos aviones de vuelos comerciales también se estrellarían. Un proceso tal en el planeta traería sin lugar a dudas hambrunas, guerras, colapso económico y un sinfín de conflictos sociales.

Lo cierto es que los científicos no pueden afirmar con precisión cuando podría ocurrir algo así, aunque algunos se atreven a afirmar que esto podría ocurrir en pocos años, resulta imposible predecirlo con exactitud. Sin embargo hace casi tres décadas que escuchamos de otra Fuente advertencias serias que no fueron tenidas en cuenta, palabras que muchas personas rechazaron sin más, pero que hoy son corroboradas por científicos e institutos de renombre.

Con el correr de los años se ha ido haciendo cada vez más evidente que Dios no envía las desgracias a las personas y que de ninguna manera intentaba crear pánico, si no que únicamente había advertido oportuna y cariñosamente a los seres humanos para preservarles de la desgracia. Hoy en día ya no se oye más reír a los teólogos, pues ahora también los científicos confirman aquello que el Espíritu de Dios ya había manifestado hace muchos años por boca profética. Hoy en día la ciencia apenas puede ocultar las transformaciones que tienen lugar sobre la Tierra, pues los efectos no sólo son visibles para muchos, si no que también se pueden sentir.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris