Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Carta a José Bono

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
jueves, 15 de octubre de 2009, 04:48 h (CET)
Con respeto hacia su persona y su cargo de presidente de las Cortes, me dirijo a Vd, con libertad de expresión y confianza de hermano en la fe cristiana, de la que Vd, muchas veces, ha hecho pública profesión, manifestación y adhesión a la misma, para comunicarle lo siguiente:

-El gran desconcierto que sentimos los cristianos católicos por su pública intervención en el simposio de socialistas religiosos, sobre el aborto, desde su postura socialista y cristiana. Da una de cal y otra de arena. Pretende compaginar su fe cristiana con la consignas y obediencia a su partido. Su voto será favorable a la Ley de plazos, que para los cristianos la consideramos injusta. Parece que quiere mezclar en este tema, el aceite con el agua, la luz con la oscuridad, el bien con el mal, la vida con la muerte y la fe en Cristo, con la obediencia a su líder Zapatero.

-Para los buenos católicos-no sólo los bautizados de bebés-, cristianos de nombre, que no de hecho, esto es incompatible. La apuesta por la vida es algo esencial para toda la comunidad cristiana, apoyada en la Palabra de Dios, revelada en Cristo; por el Magisterio unánime y constante de los Papas y la Tradición de 20 siglos.

-Le recuerdo que nada ni nadie debe estar por encima de la conciencia de un cristiano. “Que se debe obedecer a Dios antes que a los hombres”. “Que no se puede servir a dos señores”,”Ay de los escandalosos”, “Todos compareceremos un día ante el tribunal de Dios”. Señor Bono, un poco de coherencia.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris