Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

En cualquier caso insólito

José Morales (Gerona)
Redacción
jueves, 15 de octubre de 2009, 04:09 h (CET)
Inopinadamente, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz 2009. ¿Motivos? "Por sus extraordinarios esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos", según ha anunciado el Instituto Nobel noruego en Oslo.

No deja de ser sorprendente que tan valioso premio se haya fallado a favor de un presidente, Barack Obama, que apenas lleva un año ejerciendo el cargo de presidente de los Estados Unidos. Y que a su vez contrasta con el hecho de que sea presidente de un país que tiene tropas desplegadas en Irak y en Afganistán, tropas que acumulan varias denuncias por ataques contra población civil.

Todo da a entender que se trata de un premio otorgado siguiendo “a pie juntillas” lo políticamente correcto, puesto que de méritos muy pocos. Tal vez sea que los del Instituto noruego hayan querido lanzar un órdago a Obama, un premio a lo que de él se espera. En cualquier caso no deja de ser un insólito Premio Nobel de la Paz.

Noticias relacionadas

La distinción como técnica de fomento

Los honores y las condecoraciones han existido siempre en todas las épocas y regímenes políticos

Principio acusatorio huero

​Esperemos que nuestro país se ponga las pilas y deje cuanto antes de marear la perdiz, la fragilidad de nuestros menores está en juego

Frivolidades preelectorales y preocupante escasez de medicamentos en farmacias españolas

La batalla electoral adquiere carices que anticipan la influencia del tema catalán en lo que va a ser, en definitiva, la decisión de los votantes españoles.

Insumisión, resistencia y confrontación

Votar a un gobernante no es un derecho, es una aberración

Filosofía política de Kant

El deber jurídico es el fundamento de la política, según Kant
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris