Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

¿Se puede obligar a ejecutar a un tercero?

Xus D. Madrid (Gerona)
Redacción
jueves, 15 de octubre de 2009, 03:51 h (CET)
"Todos estamos sometidos a la ley. Las ideas personales no pueden excusarnos del cumplimiento de la ley porque, si no, nos llevaría en muchísimos temas, en este y en otros muchos, a la desobediencia civil", aseguró el ministro de Justicia. "Allí donde no hay una ley que lo permita, estoy con el Tribunal Supremo y su sentencia sobre Educación para la Ciudadanía, no cabe la objeción de conciencia", dijo.

En la misma ocasión el ministro señaló que los 16 años marcan la mayoría de edad sanitaria en España "y en la mayoría de los países de nuestro entorno", en referencia a la posibilidad de que las menores de 16 años puedan abortar sin el consentimiento paterno, y "más allá" de la negociación que puedan llevar a cabo los grupos parlamentarios durante la tramitación del proyecto de ley. "¿Por qué no puede serlo para este tipo de prácticas si lo es para otro?", se ha preguntado el ministro, señalando a continuación que "la confianza no la sustituye el derecho". "El derecho regula el matrimonio, no regula el amor. El derecho regula las relaciones de familia, no la confianza entre los miembros de la familia". Cierto, pero cabe también la pregunta ¿Puede el derecho regular la condena a muerte de un inocente? Más, en un país en el que ni siquiera se considera la existencia de la pena de muerte. ¿Se puede obligar a un médico a ser verdugo en un país que no existe la pena de muerte? Y ¿aunque exista, tampoco cabe la objeción de conciencia?

Noticias relacionadas

Os odio a todos

Una rueda de prensa que aclara que estamos dentro de una celda acolchada

Plinio

Se habla de la cocina de El Quijote, se habla de la cocina de Pavón, más paralelismos

Dignidad y valores

La dignidad es el respeto y estima que toda persona por el hecho de estar viva se merece

Rivera apela al transfuguismo político. Quien no corre vuela

Quizá esta ha sido la más rocambolesca época de distrofia política, donde el futuro de España se está jugando al “estraperlo”

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris