Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

La guerra del PP

Mario López
Mario López
domingo, 11 de octubre de 2009, 06:12 h (CET)
El pobre don Mariano está atrapado en la correa valenciana, entre dos hermanos. Ricardo Costa, que le entregó los avales necesarios para asegurarle la presidencia del PP, y Juan Costa, su principal adversario en aquel congreso en el que fue investido. Francisco Camps ha decidido cesar a Ricardo Costa, atendiendo así a la exigencia que se le hizo desde Génova. El problema es que Camps, principal adalid de don Mariano, está aún muy bajo sospecha y sus rivales zaplanistas, Juan Costa a la cabeza, muy mosqueados con la decisión presidencial de lavar la cara con la cabeza del hermano pequeño de los Costa. Esperanza Aguirre, también muy bajo sospecha, hizo ya su propia catarsis de ceses autonómicos madrileños. No le servirá para justificar sus muchos cambalaches y triquiñuelas, pero sí le ha servido para mejorar su imagen frente a la de los capitidisminuidos Rajoy y Camps.

Javier Arenas, como los niños chicos en medio de una riña familiar, se tapa las orejas y grita que aquí no pasa nada y que cargará contra todo aquel que quiera aprovecharse del PP para medrar. Las mafaldas populares se hallan al albur de lo que vaya ocurriendo y Gallardón a su bola, de resaca olímpica. Todo presagia una guerra intestina, abierta y feroz, en la cúpula del PP. Una guerra a tres bandas, por lo menos, en la que más de uno luchará en dos en dos frentes antagónicos y de la que ninguno de los contendientes puede salir victorioso ¡Vaya berenjenal! La única solución que se me ocurre para salvar al PP de su autodestrucción es hacer desaparecer a todos los actuales protagonistas y sacar a la palestra a gentes de cuya honorabilidad nadie pueda dudar. Personajes como Manuel Pimentel, Alberto Núñez Feijóo, Antonio Basagoiti, Miguel Herrero de Miñón y algunos otros, que haberlos haylos.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris