Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Aliados enfrentados por la Sanidad

David S. Broder
David S. Broder
jueves, 8 de octubre de 2009, 22:45 h (CET)
WASHINGTON - Uno de los misterios intrigantes este año es el motivo de que el amplio apoyo inicial del sector empresarial estadounidense a la reforma masiva del sistema sanitario no se haya traducido más que en un puñado de votos de los Republicanos en la Cámara y el Senado.

Como regla general, cuando la comunidad empresarial decide que quiere algo en Washington, los republicanos escuchan y responden. Gran parte de su financiación procede del sector empresarial y su filosofía les armoniza con los motivos de preocupación más básicos de aquellos que viven en el mundo de la competencia en el mercado.

Cuando comenzó el debate sanitario este año, no faltaban razones para pensar que gran parte del mundo corporativo había prescindido de la oposición que ayudó a sentenciar las reformas Clinton de 1993-94. Los años transcurridos desde entonces habían visto dispararse las facturas médicas de las empresas, así como de los particulares, mucho más rápido que la inflación, obligando a muchas empresas a limitar la cobertura de sus empleados y hasta prescindir de ella.

Las empresas de automóviles entre otras muchas se quejaban de estar perdiendo ventas frente a la competencia extranjera que no se enfrentaba al coste de pagar los seguros, y que ellas estaban pagando el precio en sus balances. La Casa Blanca Obama reconoció la diferencia y se acercó a las empresas, cerrando acuerdos con hospitales, farmacéuticas y colegios de médicos.

En los últimos días, Republicanos de la talla del ex secretario de la mayoría en el Senado Bill Frist, el ex Gobernador de Wisconsin y Secretario de Salud y Servicios Sociales Tommy Thompson y el Gobernador de California Arnold Schwarzenegger han instado a todos los de su partido a respaldar la reforma, en lugar de conformarse con el estatus quo.

Pero mucho más común en el Capitolio es lo que escuché al Representante Roy Blunt, ex coordinador del grupo Republicano. "Desde el sector de la empresa, en realidad no ha habido ninguna presión" en favor de la legislación, dijo, y hay un creciente escepticismo en torno a lo que las empresas pueden esperar de cualquier reforma. "Los líderes de la Cámara y el Senado (Demócratas) dicen que no están vinculados a ningún acuerdo que haya alcanzado la Casa Blanca", dijo Blunt.

El Representante Fred Upton de Michigan, un Republicano moderado que mantiene estrechas relaciones con el mundo empresarial, dice que "yo no he sido presionado" por ningún partidario corporativo de la reforma. "Ellos están preocupados por el déficit y la deuda".

Los lobistas inteligentes como el ex secretario de gabinete de la Casa Blanca Reagan Ken Duberstein, el ex Representante Vin Weber o Karen Ignagni, que representan a las aseguradoras, ofrecen un amplio abanico de motivos para las diferencias aparentes entre las empresas y los miembros del Partido Republicano. Weber y Duberstein dijeron por separado que escuchan a los Republicanos del Congreso expresando su repulsa a los colectivos empresariales que han cerrado acuerdos con Obama. Ignagni decía que cada vez más empresarios se han vuelto desconfiados con la idea de poder alcanzar un acuerdo con los planes Demócratas.

Los portavoces de Business Roundtable y la Comisión de Desarrollo Económico, dos colectivos empresariales que muy al principio apoyaron la reforma, dicen que muchos otros en el tejido empresarial temen la factura total del programa y la posibilidad de que se convierta paulatinamente en un régimen de fondo común controlado por el gobierno. Como cuestión de principios, otros se oponen a las imposiciones a que los empresarios proporcionen seguro o a que los particulares tengan obligación de contratar uno.

Y varias de estas personas, tras hablar bajo anonimato, planteaban la idea de que mientras que las empresas no tienen otra elección que acomodarse lo mejor posible a los Demócratas hoy en el poder, los Republicanos del Congreso están motivados sobre todo por el deseo de dar un vuelco a las mayorías Demócratas.

"Recuerdan cómo la derrota de la reforma sanitaria de Clinton despejó el camino al control del Congreso en 1994," decía un lobista de la reforma del consumidor. "Su apuesta es que la historia puede repetirse."

No es un solo factor, pues, lo que explica que muchas franjas del sector empresarial y de los Republicanos no parezcan seguir el mismo discurso. Algunos de los colectivos empresariales favorables a la reforma lo han pensado mejor a medida que la forma de la legislación propuesta va quedando más clara. Pocos líderes empresariales están presionando activamente en favor de los proyectos sometidos a trámite, y jugadores tan importantes como la Cámara De Comercio de los Estados Unidos se oponen abiertamente.

Y los Republicanos del Congreso están rechazando los argumentos pro-reforma de las empresas, ya sea porque desprecian a sus antiguos aliados que alcanzan acuerdos con los Demócratas o porque hayan decidido que negarse de plano puede acarrear mayor recompensa política.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris