Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde un córner   -   Sección:  

Adios, 2016

Antonio Pérez Gómez
Antonio Pérez Gómez
jueves, 8 de octubre de 2009, 06:44 h (CET)
Justo una semana después del chasco de los juegos olímpicos, creo que es momento para hacer someramente una lectura más serena y objetiva de la derrota en Copenague. Lo cierto es que es un triste espectáculo ver como los antaño aliados en pos del éxito olímpico han empezado a tirarse los trastos a la cabeza, como aquel matrimonio aparentemente ideal que tras separarse intentan destruirse hasta lo inimaginable. La tan alabada unanimidad de las fuerzas políticas, al barro. Ya se sabía que era difícil. Hasta yo, que no tengo contacto alguno en el COI, escribí que lo teníamos en chino, así que no entiendo los flechazos que se están disparando ahora con tanta alevosía.

Vayamos por partes. No es honesto poner pegas a la calidad de la candidatura ni a la brillantez de la presentación. Me consta que muchos que saben de esto se quedaron boquiabiertos cuando Madrid 2016 acabó la presentación el día 2. La intervención de Samaranch, histórica: “Me queda poco tiempo de vida, pido a mis colegas del CIO que consideren la candidatura de Madrid…” Impresionante lo del buen dirigente catalán. El discurso de Raúl, Mónica Figar y Teresa Perales, de nota (¡¡vaya con Teresa Perales, menudo futuro tiene la nadadora paraolímpica en la TV, cómo da en pantalla y con qué verosimilitud sonríe a la cámara!!) El vídeo de cierre…absolutamente magistral. Todo el genio creador de los publicitarios españoles al descubierto. “Yo crecí, yo salté, yo grité…” Demoledor, fantástico, maravilloso. A estas alturas confieso que las lágrimas me caían como puños. En ese momento les cuento que me lo creí. Si a eso le unimos la impecable y solidísima candidatura técnica, cabe preguntar ¿qué es lo que ha fallado a la hora de no conseguir la gloria olímpica?

Pues los pasillos, así de claro. Con Michael Payne a la cabeza (ex director ejecutivo del COI), Brasil ha conseguido los Panamericanos de 2007, el mundial de 2014 y ahora la Olimpiada para 2016. Casi na. Hay quien dice que si quisieran, se llevan también la feria de San Isidro 2010. Esto pone de manifiesto que las olimpiadas no se dan por simpatía y a voleo, como Eurovisión, sino gracias a unas razones previas. Entonces, ¿es que se han convertido Brasil en un modelo de organización deportiva de la noche a la mañana? Pues no. Mucho nos tememos que una buena parte de Río seguirá cubierta de las vergonzosas favelas y que la delincuencia infantil por las calles aflorará y hará su agosto durante ese periodo.
Tampoco se puede buscar el motivo a un gran proyecto deportivo y económico, que estaba por debajo de las otras 3 candidatas. ¿La presentación? Patética. Los vídeos eran cutrones clips musicales de dudoso gusto con respectivas sambas de fondo.

¿Qué ha ocurrido entonces? Lo que ocurre es que, como escribía el orgánico y clarividente Ramón Trecet (anunció y razonó la victoria de Río a las 5:11 de la madrugada del 2 de octubre), además del buen hacer del “conseguidor” Michael Payne, la candidatura de Rio 2015 ha sido una cuestión de estado, desde arriba hacia abajo. 6 años lleva Lula dando por saco en cada foro al que va con el temita de Río 2016, no importa el tema de dicho foro. El barbado dirigente ha machacado al personal en cada cumbre con aquello de “Tú me aseguras que tu comité olímpico nacional me va a votar y luego hablamos de la concesión esa de telecomunicaciones en Sao Paolo” y tal. Este tipo de cosas se notan.
Para Madrid 2016, sólo al final sólo se aglutinaron todas las fuerzas alrededor del proyecto olímpico, que había partido en exclusiva de la alcaldía madrileña. Y tanta improvisación y falta de raíces se paga siempre. De hecho, hasta el primero de los españoles basó su discurso (de lo más flojito, junto con la locución desafortunada y neutra de ZP) en lo bien que hace deporte que hacen en la familia real. Adoleció de cierta falta de preparación.
Pero, aparte de las razones político-económicas para la elección de Río, hay algo en que todo el mundo coincide. Hay un criterio geográfico que no se ha roto prácticamente nunca en la historia del olimpismo, y es la rotación de continentes en Europa/ NO Europa. Y aquí entramos en un tema que ha dolido mucho a los dirigentes de la candidatura de Madrid 2016: la sucia traición de Rogge. El presidente del CIO, según parece, animó a la candidatura madrileña a presentarse tras el fiasco de 2012 y les aseguró que la rotación de continentes no era “conditio sine qua non”. Menuda trola. Más allá de las maniobras políticas que he comentado antes, la candidatura en sí de Madrid es 2016 veces mejor que la de Río, como de aquí a Brasil. Así que la rotación de continentes a la postre es la única razón objetiva que podemos colegir.

Y ahora viene lo que les comentaba al principio, queridos lectores. Una vez hundido el barco, las ratas andan a la gresca por saber quien es el primero en quitarse el estigma de haber participado en la candidatura. Valiente imagen.
Además de políticos que suspiran por un buen photoshop que los elimine en las fotos oficiales de la derrotada candidatura, ha sorprendido la virulencia con que el showman José Luis Saéz, presidente de la FEB, ha acusado públicamente al presidente del COE, Alejandro Blanco, de no contar un bledo en el seno del COI. Razón no le falta al andaluz, pero me parece, cuanto menos, ventajista decirlo ahora y no 6 meses antes del proceso de elección de la ciudad candidata. Además, seguramente habrá intereses particulares de por medio. No son los últimos en ir a la gresca, y cada día se lee a alguien entonando lo del anuncio: “Ya lo sabíaaaaa”.
¡Qué español! ¿Se imaginan si se hubieran ganado los juegos?

Y es que ya lo dicen. El éxito tiene muchos padres, la derrota es huérfana.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris