Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Juicio por corrupción en Hacienda de Barcelona (VIII)

Rafael del Barco Carreras
Redacción
miércoles, 7 de octubre de 2009, 08:02 h (CET)
VIII. JUICIO A LA CORRUPCIÓN EN LA DELEGACIÓN DE HACIENDA DE BARCELONA. CONTINÚA LA DECLARACIÓN DE JOSÉ MARÍA HUGUET TORREMADÉ.

MARTES 29-09-09. El abogado de José María Folchi pretendía una relación directa de Huguet con De la Rosa, sin la intermediación de su defendido, a lo que contestó que jamás en su vida se había entrevistado con el financiero, y que cuando más cerca ha estado de él era ahora en el juicio. Por lo visto todos sus grandes beneficiados jamás se entrevistaron con De la Rosa, contestación que también tuvo el ex juez Luis Pascual Estevill interrogado por una factura del Hotel Ritz de Madrid pagada por Javier.

En cuanto al porqué de la inspección a José Maria Folchi y su bufete saltan a la palestra unas cesiones de crédito (un invento para blanquear y no pagar impuestos) por 25 millones de pesetas en el Banco de Santander compensadas fiscalmente (después de haberse descubierto y denunciado el sistema por Hacienda) con 80 millones de deuda pública especial. Una profesión muy rentable la de abogado fiscalista, unida a la de “amigo de…”. Deduzco que Folchi, como otros, fueron a la par agentes, amigos o socios del Clan de Hacienda, y VÍCTIMAS, donde a las cuestiones crematísticas se unirían las políticas. Aprendí en la cárcel que entre delincuentes habituales (confidentes y chivatos) y funcionarios públicos (policía y otros) de siempre se establecieron “intereses” donde llevaban las de perder los “delincuentes comunes”.

Francesc Jufresa, abogado de De la Rosa, interrogó en la misma dirección. Según Huguet las órdenes de inspección al Grupo Torras-KIO venían de Madrid. Pero si el lunes recordaba casi todo, el martes se olvidó de los nombres de sus superiores en la Capital, a pesar de sus continuas reuniones y jornadas en la nieve. El abogado tampoco mencionó al Secretario de Hacienda Josep Borrell y Jefe de Inspección Magdalena Álvarez, no en vano Jufresa se debe a sus socialistas de la Generalitat que contratan sus servicios. Un silencio inútil porque está llamado como testigo, ¡veremos si se conocen y recuerdan!

En estos juicios hecho de menos el concepto anglosajón del PERJURIO, así como el de “intereses contrapuestos”. Con solo algunas extorsiones, falsificaciones en documento público, cohechos, sobornos, extorsiones y perjurios, varios de los acusados, y sus socios librados de este sumario, haría quince años que cumplirían cadena perpetua. Y cientos de existencias, como la mía, hubieran transcurrido plácidamente.

Quien si se lanzó por ese camino, el abogado de Nuñez y Navarro, tropezando con La Presidencia, negándole toda pregunta ajena al sumario. Se le entendió lo suficiente preguntando cuando se incorporó a Hacienda, 1979, y su carrera hasta la jefatura en Barcelona. No a lugar, se presume que cumplió con los requisitos necesarios para su elevado cargo. No se mencionaría a su padrino Josep Borrell. El abogado de Núñez no tuvo suerte, sus preguntas se rehusaron con contundencia. “Lo que no está en el sumario no existe” repetió la Presidente.

Y al enzarzarse en la presentación al acusado de un sinfín de documentos sumariales de orden interno de Hacienda el hastío… me dominó… a mi me negaron como prueba la censura de cuentas, por la que me acusaban, con el argumento que era un documento “interno”, y treinta años después me hastiaban con tecnicismos y miles de documentos internos… aunque intuía que el cuco abogado de los Núñez, al que le impedían desacreditar al ex jefe de inspección, pretendía hacer lo propio con la Hacienda a base de unos extraños añadidos en la documentación aportada.

La larga escena de los formularios de Hacienda culminó mi paciencia... y la de los pocos asistentes....ausentándome...

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris