Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Paraguay, un país sin ley

María Luisa Ferreira
Redacción
miércoles, 7 de octubre de 2009, 01:33 h (CET)
Dura Lex Sed Lex: aforismo latino que puede traducirse como “la ley es dura, pero es la ley”. Se refiere a la necesidad intrínseca de un sistema legal a respetar las reglas establecidas de manera válida, so pena de dejar de existir por su inobservancia en razón de elementos subjetivos.

"Las leyes se han hecho para el bien de los ciudadanos". Marco Tulio Cicerón

En el Paraguay no existe un estado de derecho. ¿Por qué? Porque no existe igualdad ante la ley. La ley es un recurso caprichoso que puede caer sobre algún incauto PERO NO RIGE para todos. Si no existe igualdad ante la ley, la desobediencia civil es legítima. Porque es una verdadera injusticia que la ley no sea para todos; sencillamente NO ES LEY, sino un recurso del poder para mantener sus privilegios.

Pongamos un claro ejemplo. La ocupación de los espacios públicos. En la capital de la República del Paraguay, Asunción, son los propios organismos que deberían ordenar la convivencia ciudadana, las que violan la ley. Para que exista un estado de derecho, todos deben someterse al imperio de la ley, sin excepciones, ni interpretaciones subjetivas.

El gobierno municipal, privatizó los espacios públicos, al construir esas horrendas casillas metálicas en la avenida Rodríguez de Francia. Institucionalizó la ocupación de los espacios públicos. Y uno se pregunta ¿quién es el FRENTISTA que debe pagar impuestos? ¿Es acaso ese pobre infeliz, cuyo negocio nadie podrá ver porque están instalados impunemente frente a él, varios comerciantes más que no pagan impuestos?. ¿Es esta una situación justa?.

Ningún intendente, ni de la dictadura, ni del proceso democrático, se ha animado a hacer cumplir la ley. Ninguna corte, se ha animado a hacer cumplir la ley, tampoco. Todos sopesan el costo político de sus acciones y por tanto, prefieren violar la ley que perder las elecciones. Existen calles ocupadas por ferias permanentes que llevan casi cincuenta años y que la gente denomina MERCADO. Estas calles (Battilana, Aragón, etc.) ¡¡¡SON CALLES!!!. Tienen frentistas que pagan impuestos. Lo mismo sucede en San Lorenzo, donde varios propietarios se vieron obligados a vender sus casas porque ¡YA NO PODÍAN SALIR DE ELLAS!!. Se vieron sitiados. El populismo es un cáncer inherente al sistema democrático de nuestros países empobrecidos que impiden el imperio de la ley al socavar el principio de igualdad jurídica.

Ahora, estamos a un año de nuevas elecciones municipales y nos preguntamos: ¿Tendremos otro intendente populista que en virtud al negocio democrático prefiera *echar en gorra a la ley?. (* Expresión usada por el periodista Alcibiades González Delvalle en su famoso artículo sobre la ley 209 durante la dictadura)

ABC Color publica en esta semana la foto de una casa comercial sobre la avenida Eusebio Ayala que ocupa totalmente la vereda con sus electrodomésticos. Pero en realidad, toda la avenida Eusebio Ayala tiene este problema. Algunos bares, con buena aceptación popular, quizás, ocupan la vereda sobre la calle Palma. El Bolsi, El Lido y el Bar del Puerto, Doña Chipa, etc. Todos ocupan la vereda. Han privatizado el espacio público con anuencia municipal. Y el municipio ha creado últimamente, casillas fijas, empotradas sobre la calle Alberdi. Cada vez nos alejamos más del estado de derecho…

La avenida Choferes del Chaco se terminó y evidencia quiénes han cumplido la ley y quiénes no. Quienes dejaron el retiro obligatorio sobre avenida son apenas algunos: Alberdín, Ñanduti, la Iglesia Buenas Nuevas… El resto, no cumple la ley y por tanto, estos comercios usarán el asfalto como playa de estacionamiento.

Recorriendo la calle Palma vemos cómo luchan por sobrevivir negocios legales y emblemáticos como Martel… Y frente a ellos, impunemente, los comerciantes en negro negocian todo tipo de prendas. Tienen una mafia que los ampara. Cuando hablamos de mafia, la gente cree que aparecerán algunos “caras cortadas” con metralletas de los años treinta. LA MAFIA es toda organización ilegal que ampara e institucionaliza la ilegalidad. Estos comerciantes por quienes muchos dicen “aichinjaranga” tienen mucho capital; tienen proveedores, gente que les cobra protección, que les distribuye, que los recoge, los trae y los lleva.

En el Paraguay, todo está preparado para desestimar la honestidad. El que quiere cumplir la ley aparece como un estúpido ser de otro planeta. A todos se les empuja a ser ciudadanos hipócritas que por un lado tributan y por otro mantienen negocios en negro que son los que realmente le producen rentabilidad.

Mientras sigan existiendo “mercados” o ferias permanentes, puestos callejeros que mueven grandes capitales en mercaderías, privatización impune de los espacios públicos, veredas ocupadas, casillas que mueven más capital que los supermercados, no habrá imperio de la ley en el Paraguay. Seguiremos siendo una republiqueta, un país kachiai. Lo que diferencia a una polis de una aldea es que la ley es la ley y ella rige.

Mientras tanto, como diría el inefable personaje Ángela Agüero “No nos jodamos más…”

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris