Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Jugando con el corazón

Pascual Falces
Pascual Falces
miércoles, 7 de octubre de 2009, 00:53 h (CET)
“También la gente del pueblo
tiene su corazoncito,
y lágrimas en los ojos
y celos mal reprimidos"

(Lamento “del” Julián ante la “Señá” Rita en “La Verbena de la Paloma” -La canción de Julián-)

La convocatoria para elegir la Capital del mundo que acoja las Olimpiadas de 2016, bien ha podido comenzar con un nuevo deporte, -“juegos con el corazón”-, promovido por el arbitrario reglamento del COI en la regulación de ese menester, y la bien conocida despilfarradora megalomanía del actual alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, de rancia raigambre franquista, y demócrata “de toda la vida”.

“Pepero” moderado, carne y uña del fenecido Don Jesús de Polanco, asiduo y mimado por las terminales mediáticas de la izquierda “antiderecha”, y zancadilla ocasional de Esperanza Aguirre, ha sido el desvalijador de los adornos navideños –angelotes y pastorcillos- tradicionales de Madrid que sustituyó por interminables sábanas de blancas bombillas. De la recoleta plazuela del Madrid de los Austrias, trasladó el Ayuntamiento al fastuoso edificio de Correos frente a la Cibeles, una diosa pagana símbolo de la madre tierra y de la fertilidad, y punto de cita para los fastos del Real Madrid.

El oscuro “think tank” que le asesora, eligió como impulso para la coreografía final del graderío, lo de la “corazonada”. Algo tan íntimo como el corazón, algo que sólo se maneja en cuestiones muy personales, se le ocurrió lanzarlo a la palestra del pueblo, “jugando” así de manera coactiva con los sentimientos de la gente. Hábito éste del que también se sirve otro conocido andoba de las altas esferas, Rodríguez Zapatero, que, cuando dice que algo es “razonable” quiere decir que, o se piensa como él, o se es un cabestro, y, también, cuando algo tenemos que hacer “todos juntos”, o hacemos lo que él diga o se actúa como un “facha” y un retrógrado. En fin, maestrillos de la retórica de andar por casa.

El caso es, que, la “corazonada” –algo que uno reserva para el Gordo de Navidad, para el Niño, o para los seis números mágicos de la Loto-, sirvió para encubrir una tomadura de pelo, un despilfarro más, otra francachela, un nuevo exhibicionismo de política populista, al que se añadió la guinda sentimental de la vida “deportiva” de Samaranch, otro franquista de abolengo. El “juego del corazón” ha tenido lugar en esa gran farsa y enorme negocio alrededor del Deporte que es el COI. ¡Qué lejos queda el espíritu helénico de Olimpia!...

Lo que le ha dolido al pueblo español al no resultar elegido Madrid, ha sido la flecha que ha alcanzado mortalmente su ilusión en pleno vuelo. De su dinero, de los costes malgastados, ya está acostumbrado, no en vano vive desplumado en la fragua de la España de ZP; ya le han dejado sin un euro a él, a sus hijos, y a sus nietos. Y, en concreto, las arcas del Ayuntamiento de Madrid, están como las del de Denia cuando se iba a presentar un candidato que se llamaba Chornet (que disculpe), y la contrapropaganda esgrimía: “Vota a Chornet, y quedarás net –limpio-“.

Cuando la Selección Española ganó la Copa de Europa, el corazón de los españoles dio un brinco honesto y rotundo, no hubo engaños ni tomaduras de pelo, y el “¡A por ellos!...” fue una forma de palpitar. Mientras el COI, no se adecente, y, con ello, ofrezca un honesto reglamento para elegir las sedes olímpicas, los “enjuagues” y toda clase de marrullerías y politiqueos estarán a la orden del día. Ya lo afirmaba “el” Julián a la buena de la “Señá Rita”: También la gente del pueblo tiene su corazoncito. Y se ha jugado descaradamente con él.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris