Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Partidos de clases

Mario López
Mario López
martes, 6 de octubre de 2009, 08:13 h (CET)
A mi modo de ver, uno de los problemas más graves de nuestra democracia es que se ha demonizado la idea de “partido de clase”, eludiendo el hecho incontrovertible de que la sociedad está dividida en clases sociales. En lo tocante al poder adquisitivo, la sociedad se divide en tres clases: ricos, clase media y pobres. En lo tocante al trabajo: empleados y empleadores. La mayoría de los empleados y empleadores pertenecen a la clase media; son el conjunto de ciudadanos integrados en las pymes.

En España existen únicamente dos partidos con posibilidades de gobernar: el PP y el PSOE. Los dos quieren ocupar el espacio político de centro, que viene a coincidir con la clase media, es decir, con los empleados y empleadores de las pymes. Pero ahí reside la gran paradoja en la que estamos inmersos ¿Cómo es posible que siendo las pymes las principales generadoras de empleo de nuestro país y el principal objetivo electoral del PP y PSOE, sin embargo, sean las principales paganas de la crisis? La razón es muy sencilla. Por encima de la obviedad democrática rige la gran patronal, la banca, la oligarquía que decide los ciclos económicos y determina las políticas económicas de los gobiernos. Esa es la realidad de nuestra democracia. En nuestra democracia, el pueblo propone y los poderes financieros –en absoluto democráticos- deciden. El único grupo político que está fuera de la influencia de la oligarquía es IU, pues está integrada por partidos de clase que defienden los intereses de la clase trabajadora. En buena lógica, la mayoría social de nuestro país estaría a favor de un gobierno de IU que le devolviera la soberanía real. Pero son muchos los agentes que se interponen entre la lógica y los ciudadanos. Uno de los más importantes es el que se encarga de pervertir el lenguaje.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris