Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Entrevistas

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

“Hago moda para una mujer independiente que le gusta llevar una prenda cómoda con un toque intelectual”

Roser Marcé, diseñadora de moda
Redacción
domingo, 4 de octubre de 2009, 13:21 h (CET)
El mundo de la moda es cambiante y voluble, cada temporada las nuevas tendencias nos marcan el cómo, el cuándo y el porqué de ir vestidos de una u otra forma y los gurús suelen aparecer habitualmente en las revistas, tanto en las de moda como en las denominadas del corazón, como si su trabajo dependiera más del papel couché que de las horas invertidas en el taller y el estudio. Pero también en la moda existe el trabajo cotidiano y silencioso desde el atelier y la mesa de dibujo, este es el camino emprendido hace años por la diseñadora catalana Roser Marcé a quien visitamos en su local del barcelonés barrio del Born para que nos hable de su trabajo. Tocamos el timbre, como cualquiera de sus clientas cuando acuden al local y nada más atravesar las puertas del mismo nos encontramos con un espacio amplio y largo bañado por la luz natural del día que le llega a través de las cristaleras de la puerta y de una amplia ventana situada al fondo del local donde un enorme banano pone la nota verde a este acogedor espacio. Delante de una copa de vino blanco de l’Alt Penedés, tierra natal de la diseñadora, y hablando sobre lo fácil que es perder las gafas cuando se está continuamente cambiando de lugar comenzamos nuestra conversación con Roser que va vestida de si misma, camisa blanca y vestido y bambas negras, sencilla pero elegante.




Roser Marcé con uno de sus diseños.


Teresa Berengueras y Rafa Esteve-Casanova / SIGLO XXI

Hoy eres una diseñadora reconocida pero nos gustaría saber si desde un principio te llamó la atención el mundo de la moda y del diseño.

Desde muy pequeña la ropa fue mi ilusión y mi condena ya que no me gustaba la ropa que había en el mercado, uno de mis abuelos era pianista y yo, naturalmente, acudía a clases de piano dándose la casualidad que la profesora de música también impartía clases de corte y confección así que decidí acudir en días alternos a ambas clases y ésta fue mi entrada en el mundo del diseño.

Creces y como todas las familias la tuya también querría que estudiaras una carrera universitaria que te garantizara un futuro para el día de mañana.

Mi familia no veía con muy buenos ojos mi afición por el mundo de la moda y por otra parte yo quería ser pintora y estudié Bellas Artes, a pesar de que mis padres tampoco eran muy favorables a que escogiera esta carrera, pero yo era muy perseverante y difícil de atar, todavía hoy continúo pintando.

Llega el final de los años sesenta con toda la ebullición de la juventud y comienzas a diseñar prendas para alguien más que para ti misma.

Yo diseñaba y me hacia mis propios jerséis y en la época en que la conocida Cova del Drac de la calle Tuset en Barcelona estaba en pleno auge, cada noche era posible encontrar allí a diversos representantes de la intelectualidad catalana como la escritora Maria Aurelia Capmany o el cantante Rafael Subirachs, varios amigos me piden que diseñe sus prendas, comienzo a hacerlo y con el paso del tiempo compruebo que el punto no llenaba todas las posibilidades que yo tenía, es entonces, ya en el año 70, cuando decido establecerme como ROSER MARCÉ y hacer confección.

Ahora, pasados los años, ¿te arrepientes de alguna de las cosas de tus inicios?

A pesar de todo volvería a repetir lo que hice, cuando haces lo que te gusta lo cierto es que se puede decir que no estás trabajando, más bien estás disfrutando. La experiencia acumulada a lo largo de los años es lo más importante, aprendes de todo y de todos pero profesionalmente, y es lo más importante, aprendes de ti misma. En estos momentos sería incapaz de hacer algo que no me gustara y a título de anécdota os puedo decir que odio los modelos con escote “palabra de honor” por una cuestión de estética ya que son modelos que por muy bien realizados que estén siempre tienden a caer un poco y no hay nada más desagradable que ver a una mujer subiéndose continuamente el escote.




Interior Atelier.


Roser Marcé es una persona con un nombre ya hecho y sobradamente conocido pero que no frecuenta las pasarelas de moda.

Soy muy independiente y por tanto estoy alejada del mundo de las pasarelas aunque sí sigo su evolución. De manera individual voy dando a conocer al público mis creaciones, hago diversos actos entre ellos algunas presentaciones en mi casa donde de manera relajada y tranquila mis clientas pueden conocer las últimas novedades salidas de mi taller. Dado mi amor a la pintura en alguno de estos actos han colaborado pintores como por ejemplo Bertolozzi y también creadores del mundo de los complementos de moda como la diseñadora que hace mis joyas de colección o el diseñador de los bolsos que ofrezco a juego con mis diseños de ropa.

Desde siempre la diseñadora ha confeccionado a medida sus modelos, es un valor añadido para las mujeres que lucen una prenda firmada por Roser Marcé, naturalmente la clienta que llega hasta el atelier de Roser en pleno Born barcelonés suele tener unas características propias.

Hago moda para una mujer independiente, profesional, liberal y a la que le gusta llevar una prenda cómoda y divertida con un cierto toque intelectual. Pero a mi taller también acuden personas de cierta edad que quieren diseños más exclusivos, llevaderos y diferenciados, en muchas ocasiones acuden a mí ya que les es muy difícil hallar lo que desean en otro sitio. Independientemente de los modelos que realizo a medida cada temporada tengo mis colecciones en distintas tallas para que la clienta pueda elegir.




Un dos piezas con cuello
improntante, muy de Roser.




Pantalón ancho y chaqueta,
de Roser Marcé.


La moda se ha vuelto ecléctica, lo mismo que el mundo, y cada día cuando salimos a la calle encontramos gentes vestidas de diversas maneras, en ocasiones con muy poca elegancia independientemente de la etiqueta que marca la prenda, a veces tenemos la sensación de que cada día más salimos a la calle uniformados por las tendencias.

A mi me llama mucho la atención encontrar una persona bien vestida, cada día es más difícil. Reivindico el placer de poder elegir cada mañana qué prenda ponerte y además para mi ir bien vestido no es sinónimo de llevar una prenda cara, aunque comienzo a ver que la gente ya empieza a preocuparse por su vestimenta lo que me hace pensar que muy pronto el ir “desvestido” se está acabando. Muchas veces se confunde precio con ir bien vestido, como por ejemplo esos tejanos tan a la moda llenos de roturas, generalmente muy caros y de marca, que según mi opinión nunca podrán ser sinónimo de elegancia.

Mientras hablamos con Roser un mudo maniquí nos hace compañía luciendo un vestido de novia salido de las manos de la diseñadora, y es que Roser también se ha hecho un nombre en el segmento de la moda nupcial.

En muchas ocasiones vienen a mi taller novias para que les prepare el traje de ese día que dicen “el más feliz” para muchas mujeres. Algunas acuden a mi con dos años de antelación, esto me da pie para conocer a la persona y su entorno y de esta manera poder aconsejarle mucho mejor a la hora de la elección del modelo, aunque ésta es una excepción ya que la mayoría de novias ajustan su agenda para venir a elegir diseño de su vestido con unos pocos meses de antelación.

En estos momentos en que la moda nupcial se ha multiplicado y casi en cada esquina de las grandes ciudades nos encontramos con escaparates dedicados a las novias los diseñadores que siguen trabajando de manera artesanal tienen que aplicar un valor añadido a sus vestidos para luchar contra esta globalización.

Como os dije antes nosotros hablamos con la clienta y su entorno para ver cual es el modelo que más se adecua a sus deseos y personalidad una vez elegido el vestido lo realizo en glasilla, no me importa hacerlo las veces que sea necesario ya que disfruto con este trabajo, la glasilla se adapta perfectamente a los patrones y después queda mucho mejor el modelo ya que se corta la tela del mismo sobre ésta. Para los no expertos diremos que la glasilla es como si fuera un vestido más, está realizada en algodón e incluso ha habido personas que me la han pedido para utilizarla como un vestido más. Este podría ser uno de los valores añadidos que tienen los vestidos de novia que hacemos en este taller, junto con los forros que son siempre de seda en lugar de poliéster.

Últimamente, sobre todo en las revistas, vemos que muchas novias se hacen dos vestidos para el día de su boda.

Me parece bien, es su día, y se pueden uno, dos, o los que quieran. En una ocasión hice un vestido para una novia que consistía en un sari con el que acudió a la ceremonia religiosa, luego el forro se convirtió en un vestido de fiesta con el que acudir al baile después de la cena de celebración. Hago muchos velos de novia en tul de seda ya que no utilizo para nada en mis prendas sintéticos con el fin de aportar calidad y también algunas veces utilizo en los velos la organiza o la seda cristal lo que da un toque de esplendor y elegancia al vestido y a la novia.

El atelier de Roser Marcé está situado en pleno barrio del Born barcelonés, el Born se ha convertido en pocos años en objeto del deseo de muchos profesionales liberales y artistas, es un barrio con sabor antiguo y en el que sus antiguas casas han sido recuperadas para diversos tipos de negocios y actividades impidiendo con ello la degradación que podría haber supuesto la desaparición de este tradicional barrio. Una puerta giratoria construida a principios de siglo en madera da paso a este “loft” en el que Roser recibe a sus clientas siendo una especialidad en el trato con las mismas una seña más de identidad de la diseñadora catalana.

Creo firmemente en este barrio, estoy aquí desde 1994, me considero totalmente integrada en el tejido social del barrio y participo en las actividades que las entidades cívicas del mismo llevan a cabo. Hemos de ser los vecinos los que velemos por la total recuperación del mismo ya que las autoridades lo hacen muy lentamente, llevamos ya muchos años luchando por la recuperación del vejo mercado del Born donde el encuentro de unas ruinas ha paralizado durante años la misma. Hemos organizado una desfile de modelos en plena calle en el que han participado con sus creaciones los principales diseñadores de la ciudad, es una más de las actividades que llevamos a cabo con el fin de que el Born sea un barrio vivo y activo.




Un rincón del loft de la diseñadora.


Llegamos al final de nuestra charla con Roser Marcé y nos gustaría saber su punto de vista sobre la situación actual y cómo ve ella el futuro del mercado.

En estos momentos creo que se vive una situación de desconcierto total en el mercado, se tiende cada vez más a la propia distribución. A la hora de comprar los tejidos que necesito me encuentro a veces con dificultades ya que con el paso del tiempo han ido desapareciendo muchos de los fabricantes tradicionales, yo acudo en ocasiones a la casa Gratacós donde sé que siempre encontraré tejidos de calidad que es lo que utilizo en mis prendas. En cuanto a mi tengo que deciros que no he necesitado invertir en publicidad ya que, creo, que el trabajo bien hecho es el mejor reclamo publicitario y ha sido el boca a boca de mis clientas el que ha hecho que mi nombre sea conocido en este mundo de la moda, calidad, buen diseño y una especialidad en el trato son las bazas de mi empresa.

Noticias relacionadas

Conociendo a ... José María Gasalla

"El ser humano no está hecho para estar equivocandose constantemente. "

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris