Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

“Redefinir“, una expresión muy de moda

Marino Iglesias Pidal
Redacción
sábado, 3 de octubre de 2009, 12:35 h (CET)
Probablemente no exista un país en el mundo en el que, en su ámbito político, no se haga una casi constante mención de este verbo.

Voy de asombro en asombro, lo cual es un motivo más de asombro. La capacidad de asombrarse está en función inversa de la edad y la experiencia; siendo consciente de que en este aspecto no existe una preponderancia establecida, pues la experiencia, entre dos personas de diferentes edades, aunque en principio pareciera ser un contrasentido, puede darse en mayor grado en la de menos edad. Sin embargo esto no quita para que a alguien que ya tiene recorrido tanto camino como yo, el asombro reiterado pueda llegar a parecerle un síntoma de aniñado. Para evitar ese inquietante pensamiento me digo que el asombro, precisamente para el personal de mi quinta, en esta España superlativamente liberal, debe considerarse normal. Mas, en esta oportunidad, para hacer el asombro más asombroso, la causa me salta desde la página del diccionario de la RAE contentiva de la definición de “libertad”.
libertad
1. f. Facultad que tiene el ser humano de obrar o no obrar según su inteligencia y antojo.

¡OSTIAAA! ¡SEGÚN SU INTELIGENCIA Y ANTOJO!

Se me ha puesto a pitar todo el organismo. He aquí la repetición del Génesis, con la oportuna actualización. La Serpiente ha cambiado el fruto prohibido por la libertad permitida: Tomadla, usadla según vuestra inteligencia y antojo y seréis como Dios.

Urgente. Absolutamente prioritario. ¡HAY QUE REDEFINIR “LIBERTAD”!

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris