Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Financiar el aborto

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
sábado, 3 de octubre de 2009, 12:29 h (CET)
La financiación del aborto con caudales públicos sigue siendo uno de los temas más discutidos de la reforma sanitaria que promueve el presidente Obama. En su alocución ante el Congreso, el mandatario de los Estados Unidos aseguró que: “En nuestra reforma sanitaria no se usarán fondos federales para financiar el aborto”.

Según la enmienda Hyde de 1976, no se pueden emplear fondos públicos federales para financiar abortos en los programas públicos de salud salvo en los casos de abuso sexual, incesto o grave riesgo para la vida de la embarazada. Fuera de estos casos se veda la financiación federal para el aborto.

La reforma introduce la creación de un seguro público, que reforzaría el amparo sanitario en competencia con los seguros privados. En el caso del aborto, este seguro cubriría solamente los casos de aborto aprobados en la enmienda Hyde.

Según una modificación del comité que debate la ley, los abortos del “seguro público” se costearían, no con apoyos federales, sino con el patrimonio de los asegurados a través de una prima privada. Obama sostiene que las restricciones actuales en el uso de financiación federal para el aborto continuarán.

Portavoces de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos han tenido una reacción objetiva ante la alocución del presidente Obama. Richard Doerflinger, director asociado de eventos pro-vida de la Conferencia, ha expuesto que: “De manera especial apreciamos el compromiso por parte del presidente de excluir el uso de fondos federales para el aborto”.

“Colaboraremos con el Congreso y la Administración para asegurar que estas protecciones queden claramente reflejadas en una nueva legislación, para que a nadie se le obligue ha abortar como resultado de la reforma del sistema de atención médica”, añadió Doerflinger.

La mejora de la ley sigue aún en estudio. Pero la firmeza del movimiento pro vida a la financiación del aborto ha forzado a Obama para dar marcha atrás a sus promesas hechas a los fanáticos del derecho al aborto, con tal de mejorar los respaldos a la reforma sanitaria.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris