Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Chicago, a por ello

David S. Broder
David S. Broder
viernes, 2 de octubre de 2009, 01:06 h (CET)
WASHINGTON - Puede tener mejores cosas que hacer hoy y en los próximos años, pero nada hará que algunos de nosotros apreciemos a Barack Obama más que su decisión de realizar una visita relámpago para presionar al Comité Olímpico Internacional en nombre de la candidatura de Chicago a ser la ciudad anfitriona de los Juegos de Verano de 2016.

Estoy asombrado de que algunos criticones hayan atacado a Obama por hacer el viaje de 18 horas a Copenhague para influenciar a los miembros del COI que el viernes decidirán entre Río de Janeiro, Tokio, Madrid y Chicago. El congresista Tip O'Neill enseñó a una generación anterior que toda la política se reduce a lo local, y este es el mayor favor que el presidente puede hacer a su ciudad adoptiva.

Tengo que creer que Obama no considera esto ningún sacrificio. Hace casi un año desde la última vez que desplegó su inteligencia y encanto en un concurso en donde los votos son contados y emerge un claro ganador. A los que dependen de campañas les gusta hacer campaña, y ésta es una lucha justa.

Chicago tiene la ventaja sobre Tokio, que ya ha sido anfitrión de los Juegos Olímpicos. En cuanto a Madrid, los Juegos de 2012 serán en Londres, y no hay ninguna buena razón para que Europa deba tener la distinción dos veces seguidas. Pero Río tiene bastante peso, no sólo por su belleza y la creciente influencia económica de Brasil, sino porque América del Sur nunca ha disfrutado de la distinción de los Juegos Olímpicos.

El único olímpico que conozco (mi hijo mayor, George, que fue un miembro de la organización en los juegos de Los Ángeles), me dijo el domingo, antes de que Obama accediera a hacer el viaje, que los rumores favorecían la candidatura de Río, por el argumento del reparto homogéneo en parte y en parte porque el presidente de Brasil ya se había comprometido a hacer de lobby en Copenhague.

Ahora bien, nadie tendrá una delegación más poderosa sobre el terreno que Chicago: el presidente, la primera dama, Michelle Obama, dos miembros del gabinete originarios de Illinois, el principal recaudador de fondos de la campaña de Obama - y Oprah Winfrey.

Ellos recordarán que los Juegos de Verano no se han celebrado en Estados Unidos desde los Juegos de Atlanta de 1996. Tuve la suerte de llegar a ese espectáculo y, 12 años antes, a Los Ángeles. Para un vallista aficionado del Instituto y la universidad, los encuentros en pista y las demás competiciones eran irresistibles.

Lo que no sabía antes de esas experiencias es que la audiencia olímpica es tan atracción como los atletas. Acuden personas de todas partes del mundo, y vienen, no a hacer acto de presencia testimonial, sino a deleitarse con una experiencia compartida, del tipo que nunca he conocido en otros lugares.

Me encantaría que mi ciudad natal de Chicago y su buena gente, muchos de los cuales han estado esperando durante muchas décadas a que despuntaran los Cubs, aprendiera lo que significa ser parte de los Juegos Olímpicos.

E igualmente, me encantaría que el mundo conociera Chicago -, con su magnífica vista al lago, sus vecindarios acogedores y diversos barrios y su alcalde, Richard Daley, que es un constructor de éxito urbano tan inteligente y hábil como cualquiera.

En 1893, Chicago fue la sede de la Columbian Exposition, que durante décadas fue el modelo de todas las ferias del mundo. El edificio principal de este caso permanece intacto, hoy Museo de Ciencias e Industria, una golosina para niños y adultos por igual.

Con la ayuda de Obama, Chicago puede hacer otro tanto o más por este siglo. Crucemos los dedos.

--0-- --0-- --0--
William Safire, columnista del New York Times fallecido el domingo a los 79 años, fue una alegría en tantos sentidos que es difícil contarlos todos. Empezando por su amor al inglés y la forma maravillosa y no pedante en que escribía sobre ello en su columna semanal de la revista del Times. Sume a esto su genialidad para la invención de juegos de palabras extravagantes y para insertarlos en sus ensayos. Y a continuación empiece a catalogar su polémica política, siempre fresca e impredecible.

Fue el más convencional de los conservadores, muy celoso de la intimidad y los derechos individuales, apreciativo de los políticos que jugaban según las normas, sin importar su ideología. En las muchas mañanas dominicales en las que el difunto Tim Russert nos hacía enfrentarnos a los debates del programa "Meet the press,” solía encantarme combatir con él en directo, y después escucharle tras el programa tomando café y rosquillas. Nunca pensé que planteara la mejor de las batallas, pero nunca dudé de que fuera él a quien la audiencia elegiría.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris