Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

ZP contra los trabajadores

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
viernes, 2 de octubre de 2009, 01:02 h (CET)
En Alemania los ciudadanos apostaron el pasado domingo por las recetas liberales, al revalidar a la “fracasada” Angela Merkel (la CDU/CSU sube 13 escaños) como canciller y hacerlo en coalición con la FDP de los liberales de Guido Westerwelle (suben 32 escaños), cuyo partido, que exige una drástica reducción de impuestos y burocracia así como la flexibilización del mercado laboral germano, casi duplicaba sus resultados al tiempo que se hundía, sobre todo entre los jóvenes, cosas de una educación de calidad, la progresía representada por el SPD (bajan 76 escaños) que sacaba, de la mano de Münterfering y Steinmeier, el peor resultado de su historia; en la burocrática e intervenida Francia el conservador Nicolás Sarkozy anuncia una rebaja de la presión fiscal sobre las empresas y su negativa a subírselos a los ciudadanos. Aquí en España, Rodríguez Zapatero, el demagogo del “bajar los impuestos es de izquierdas” y “la culpa de la recesión es del cambio climático”, qué cara tiene el tío, se ha propuesto abandonar el corazón de Europa y hasta Maastrich para acercarse a lo peor del peronismo.

Incumpliendo el Pacto de Estabilidad y los criterios establecidos para la pertenencia a la moneda única –ojito porque ya empieza a ser algo más que un rumor que España podría ser expulsada del Euro-, nuestro ZP ha conseguido multiplicar el déficit por cuatro y liarla tan gorda que la deuda pública llegará al 136% del PIB en 2016. Y todo esto mientras él se dedica a derrochar y a subir los impuestos a las clases medias y bajas. Que de tocar las SICAV a los ricos, ni palabra. Si se les suben los impuestos –tributan un 1%-, es la excusa socialista, se van con la música a otra parte.

Está claro: para no variar, vamos a pagar la mala gestión y los caprichos de ZP (del Plan E a la cúpula de Barceló en Suiza, pasando por los millones de euros destinados, bajo la apariencia de ayuda a la cooperación, a proyectos tan interesantes como los de la asociación de gays y lesbianas de Zimbawe) los de siempre. Los asalariados. Los que más complicado tienen hacerle un corte de mangas a este corrupto y socialista régimen y largarse en busca de mejor fortuna y mayor libertad a otra parte.

Cosas de la acción política del PSOE. Política reaccionaria y antisocial (la buena política social es la que crea empleo, no la que aumenta los subsidios) que pasa, como si aún viviéramos en el tiempo de los totalitarismos europeos que provocaron decenas de millones de muertos en el siglo XX, por criminalizar a los empresarios, que son quienes crean empleos, machacar a las clases medias y, en resumen, por sentar las bases para destruir más puestos de trabajo –ya están comenzado los despidos de los trabajadores con contrato indefinido- y empobrecer a los hasta las cejas endeudados españoles. Venezuela cada día más cerca.

Y todo ello mientras se toma a los ciudadanos, cual Carrefour reduciendo gastos en bolsas, por tontos o por víctimas de la LOGSE, a quienes se trata, con la complicidad de todas las televisiones, de vender la burra acusándolos de insolidarios por rebelarse ante la terrible subida fiscal. Viva la URSS. Viva ZP. Motivos para creer. O para huir.

Otrosí. Me piden varios amigos, algunos de ellos de estética gótica, que aclare que las niñas de ZP no pertenecen a dicha tribu urbana, sino a un subgrupo de dicho movimiento llamado “siniestros”. Así pues, quede aclarado que las hijas de la cantante de ópera y el político no son góticas. Son siniestras.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris