Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Fernando Lugo y las bacanales del falso feminismo

Luis Agüero Wagner
Redacción
jueves, 1 de octubre de 2009, 10:10 h (CET)
La moral y la patria no sirven para fines cívicos, dice un irónico aforismo popular, y el actual gobierno de Paraguay parecería confirmarlo dado que sólo apela a tales abstracciones para sus discursos ante los foros internacionales.

Y mientras a las palabras se la llevan el viento y los bostezos en tales sitios, en Paraguay la fiesta continúa. Con una verdadera bacanal al aire libre, la ministra de la mujer del obispo misógino y polígamo Fernando Lugo, celebró (¿?) su primer año al frente de la secretaría de estado que debería velar por los derechos de las mujeres paraguayas que fueron vejadas por su actual jefe. Entre ellas Benigna Leguizamón, quien acusa al clérigo-presidente de haberla violado, o de Viviana Carrillo, de quien abusó siendo ministro de la iglesia católica cuando aún no tenía la mayoría de edad.

El parque Litoral del Palacio de Gobierno se convirtió en la mañana del sábado en el escenario de una verdadera fiesta popular organizada para satisfacer el ego de la super ministra Gloria Rubín. La actividad comenzó a las 9:00 y se prolongó hasta las 16:00 aproximadamente, en una interminable celebración al estilo de fiesta romana.

Como parte del atractivo se distribuyeron obsequios y se realizó un programado y extenso acto artístico con el cual los tiralevitas del momento honraron a la ministra. Para el evento se sumaron conocidas figuras del mundo musical local, como Gloria del Paraguay, Lizza Bogado, Yverá, Los 5 del Ritmo, Nilza Corrales, Rolando Rodas y Sixto Tadeo Corvalán, Raíces Latinas y Los Corales, entre otros grupos. También se presentaron artistas como Angélica Andrea Meza, el coro infanto-juvenil con violines del Colegio Internacional, así como elencos artísticos de Luque, Limpio, de los departamentos Central, Ñeembucú y Alto Paraná.
Lo que no quedó claro es qué festejaban las supuestas feministas, siendo parte de un gobierno encabezado por un cura pederasta confeso, que defiende públicamente las orgías de su cuerpo diplomático y a quien debió demandarse por filiación para que reconozca los derechos de sus hijos, en un país donde entre 20 y 30 mujeres que denuncian ser víctimas de violencia todos los días, según las mismas fuentes oficiales.

UN FEMINISMO AL SERVICIO DEL IMPERIO
La misma candidatura de Lugo fue inducida por los medios de comunicación subsidiados por la National Endowment for Democracy, entre ellos la cadena de radios de la ministra Rubín, y por partidos regados por los dólares de IAF y USAID a través de supuestas donaciones a organizaciones no gubernamentales. Estas supuestas organizaciones civiles, que en realidad responden a sus financistas de la embajada norteamericana, inauguraron su gestión con un virulante ataque al sandinismo con miras a las elecciones municipales nicaragüenses del año pasado, como en los buenos tiempos en que la CIA y el Vaticano se unían para combatir a los contras de Nicaragua y se blanqueaba dinero de organizaciones criminales como el narcotráfico depositándolo en cuentas del banco Ambrosiano.

Entre estas supuestas organizaciones civiles paraguayas se encuentran las feministas de convicciones subsidiadas por USAID como las Mujeres Políticas en Red, Parlamento Mujer, Red de Mujeres Políticas, Red de Mujeres Munícipes del Paraguay (RMMP), Coordinadora Interpartidaria de Mujeres del Paraguay (CIMPAR),), Mujeres Políticas por la Democracia y el Desarrollo (MUPODER), Conamuri y otros grupos, a quienes no les interesa aglutinarse en torno a un personaje surgido en las carpas de sus archienemigos católicos si ello implica anotarse en las ventanillas de cobro habilitadas por el imperio.

ASIGNATURA PENDIENTE DEL FEMINISMO SUBSIDIADO: TESTIMONIO DE BENIGNA LEQUIZAMÓN
Benigna Leguizamón (26), responsable de la demanda por filiación en contra del presidente Fernando Lugo, contraatacó ayer denunciando al ex obispo de haberla sometido sexualmente. “Lugo me violó”, afirmó la denunciante.

La mujer sorprendió a todos cuando relató que un día, el entonces monseñor Lugo, la hizo buscar por su chofer, quien la llevó hasta el Obispado de San Pedro, alegando que el obispo estaba enfermo. Sin embargo, según comentó, al llegar Lugo la encerró en su habitación y la forzó a tener sexo con él. “El Obispado era de dos pisos, me encerró bajo llave en una habitación y allí me sacó la ropa a la fuerza y me sometió sexualmente. No había cómo escapar de él”, comentó.

VIVIANA CARRILLO
No menos escandaloso es el testimonio de Viviana Carrillo, donde expresaba que su relación con Lugo se había iniciado siendo ella menor de edad.

"Siendo muy joven aún (tenía 16 años), aproximadamente en el 2000; y al tiempo en que realizaba mi preparación para realizar mi confirmación dentro de la religión católica en la cual fui bautizada por mis padres, conocí al Obispo Fernando Lugo en el Departamento de San Pedro de donde soy originaria; cuando vivía en la casa de la señora Edith Lombardo de Vega", señala el escrito.

Continúa explicando que aparte de acompañar a la demanda con fotografías y el certificado de confirmación firmada por el entonces obispo, "desde aquella tierna edad, el demandado me sedujo, y empezamos a tener un relacionamiento amoroso, el cual se inicio porque él se quedaba a dormir en la casa de mi madrina Edith Lombardo de Vega en la localidad de Choré, en cuya casa también vivía yo".

"Todo se inició una vez cuando le llevé las ropas de cama a su habitación, y al preguntarle si necesitaba algo más, ñel me dijo que sí, que a mí era a quien él necesitaba, siendo a partir de ese momento constante su acoso, hasta que debido a mi corta edad e inexperiencia, fui seducida por su forma de hablar, pro sus palabras bonitas, por sus expresiones bellas, y por las promesas que me hizo de renunciar a su cargo por mí, y que pretendía compartir una vida conmigo y que tengamos muchos hijos y formemos un hogar, habiendo sido él mi primer y único hombre", detalla la demanda.

Explica luego que "poco tiempo después, al sospechar mis padres y mi madrina lo que estaba ocurriendo, todos mis familiares y personas cercanas me dieron la espalda, diciéndome que eligiera vivir en el pecado (por estar con un sacerdote) o que me arrepintiera y me olvidara por completo de lo que había pasado".

La mujer relata luego que el motivo que detonó su demanda fue la desatención en la que Lugo tenía al hijo y expresa que una vez discutiendo sobre el asunto "me dio un golpe en la cara", molesto porque le dijo que al parecer él no quería al niño.

Noticias relacionadas

Una economía plenamente solidaria

Hoy se requiere una fuerza copartícipe mundializada, donde todo individuo se sienta responsable de los demás, y cada cual sea honesto consigo mismo

Operación serrín y estiércol en el Congreso de los Diputados

Ni azar ni nervios descontrolados

Cuando no hay espacio para más y aun así… nos apretamos

Es realmente emotivo, y posiblemente recuerdes durante años la mirada del perro cuando le pusiste la correa

Tararí, tararí, periodo electoral

¡Qué destructivo es la suma del orgullo, vanidad, egolatría e incultura!

La esencia del protocolo es su oficialidad

La comercialización y el uso abusivo del término desvirtúan su significado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris