Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   REPORTAJE / R.C.D. ESPANYOL   -   Sección:   Fútbol

El Espanyol empieza una nueva era

La tragedia de Daniel Jarque y el desembarco en Cornellà-El Prat han marcado el atípico principio de temporada
Redacción
miércoles, 30 de septiembre de 2009, 20:50 h (CET)
Jordi Massana / Corresponsal Espanyol

El ‘new age’ del Espanyol estaba destinado a iniciarse con el desembarco en su nueva casa de Cornellà-El Prat. Debía de servir de acicate, de punto de inflexión para dejar atrás ese equipo que en los últimos años luchaba por no descender, y convertirse en un conjunto de la zona media de la tabla con aspiraciones europeas. Sin sufrimiento. Adiós al tartán y al frío de Montjuïc. Hola a la proximidad, al griterío y a la intimidación a los rivales del cálido Cornellà-El Prat.

Pero fue un trágico suceso el que dio un nuevo rumbo al conjunto espanyolista: la triste noticia del fallecimiento de Daniel Jarque. Acababa de ser nombrado como nuevo capitán blanquiazul y en él se encarnaban los valores del ‘nuevo’ Espanyol. Juventud, compromiso, implicación, carisma y entrega se aunaban en un hombre salido de la casa. Era el jugador ideal para suceder en el cargo de capitán al hasta entonces emblema periquito Raúl Tamudo.

El domingo 2 de agosto de 2009 quedará grabado en la historia del club como el día en el que los periquitos ‘volvieron a casa’. Estrenaron el nuevo estadio y lo hicieron a lo grande. Frente al Liverpool, al que vapulearon por un contundente 3-0. Fiesta en la ceremonia de inauguración y fiesta una vez empezó a rodar el balón. En definitiva, fiesta redonda. Finalizado el encuentro, los periquitos abandonaron ‘sus’ asientos con una sonrisa de oreja a oreja.

Unos rostros que se convirtieron en profunda desolación en apenas una semana. El sábado 8 de agosto de 2009 Daniel Jarque sufría un ataque al corazón mientras se encontraba de pretemporada con el equipo en Coverciano, cerca de Florencia. Independientemente del impacto general que tuvo esta noticia, tanto a nivel estatal como europeo, el fallecimiento del jugador también impactó, y mucho, en lo particular.

En el seno del vestuario blanquiazul en el que además de admirado y respetado como profesional, era un amigo para muchos. Un hecho de este calibre es difícil de encajar. El golpe anímico que sufrieron cuerpo técnico y jugadores hizo que realizaran una pretemporada enrarecida y que en lo estrictamente futbolístico se resintiera el equipo, con un inicio de Liga un tanto irregular. Algo que tampoco facilitó la adaptación de los nuevos fichajes.

Revolución ‘light’
Se esperaba que fuera el verano de la catarsis. Aunque la renovación total que se intuía con el abandono de ilustres nombres como los de Carlos Kameni, Luis Garcia y, sobre todo, Raúl Tamudo finalmente no sucedió. El caso más sorprendente fue el del ex capitán periquito de quien se había dicho que se le habían agotado sus días vistiendo la zamarra blanquiazul. Mauricio Pochettino le desposeyó del brazalete dándoselo a Dani Jarque. Además, del delantero de Santa Coloma se dijo que no podía haber tenido una mejor despedida que con el hat-trick del último partido del Espanyol en Montjuïc. El primer triplete goleador de su carrera para despedirse de su casa.

Pero se quedó. Y con él también lo hicieron tanto Kameni como Luis García. De los pilares del equipo de la pasada temporada –además del tristemente desaparecido Jarque- tan sólo no permanece en el equipo Nené. Al extremo brasileño se intentó retenerlo durante el verano, pero las aspiraciones económicas del Mónaco -equipo propietario de sus derechos- convirtieron en estéril el esfuerzo periquito.

En su lugar llegó un hombre que es todo un ídolo en su país: el japonés Shunsuke Nakamura. El ex del Celtic de Glasgow todavía no se ha adaptado pero ha dejado muestras de talento especial y de poseer una técnica extraordinaria. Características que lo convertirán en breve en un hombre fundamental en el equipo. Pero además del nipón, el equipo se reforzó con aire fresco como el talentoso Verdú o el veloz Ben Sahar, entre otros.

La juventud coge el timón
Lo que parecía que iba a ser la continuidad de un equipo aguantado por la ‘vieja guardia’ finalmente ha resultado ser la ‘revolución de los jóvenes’. De la Peña y Tamudo, por lesión, y Luis García, por bajo rendimiento, han forzado a Pochettino a apostar por los jóvenes. Y éstos han respondido. En el ‘new age’ periquito han irrumpido con fuerza y frescura en el ‘once’ hombres como Verdú, Coro, Ben Sahar y Callejón.

De la mano de esta sabia nueva el Espanyol empezó a levantar cabeza tras el cero de cero puntos posibles en las dos primeras jornadas. Ante Ahtletic de Bilbao y Real Madrid, los catalanes estaban en pleno proceso de recuperación anímica, pero también física. La atípica pretemporada que pasó el equipo les hizo llegar muy justos de forma en el inicio liguero. Y lo acusaron.

Aunque tras las dos derrotas iniciales, el equipo resurgió. Las victorias ante Deportivo y Málaga y el empate ante el Xerez lo han colocado la décima posición con siete puntos. Pero lo más importante son las sensaciones que desprende un equipo que empieza a estar conjuntado y sabe a lo que juega. Y esto, con la comunión equipo afición sumado al nuevo estadio augura un buen inicio de la nueva era del espanyolismo.

Noticias relacionadas

Holanda reacciona a tiempo ante Alemania y se mete en la 'Final Four'

Holanda, que llegaba líder a la última jornada, termina la competición en el primer puesto del Grupo 1 con siete puntos

Portugal niega haber recibido una propuesta "oficial" para organizar el Mundial 2030 con España y Marruecos

El organismo rector del fútbol no acepta candidaturas compuestas por distintas confederaciones

Luis Enrique: "Es bonito para un seleccionador ver que hay futuro"

Pese a la eliminación de la Liga de las Naciones

Brais aprovecha un discreto adiós de España al 2018

Los de Luis Enrique firman un flojo partido ante Bosnia con cambios y el regusto amargo de Wembley

Francia se enreda en Holanda y Dinamarca asciende a costa de Gales

La campeona del mundo no estuvo fina en Feyenoord
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris