Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

No al maestro policía

Mario López
Mario López
miércoles, 30 de septiembre de 2009, 06:50 h (CET)
Un profesor policía es una aberración que ya conocimos en España durante el régimen de Franco. La vocación del profesor es enseñar educando o educar enseñando, como se prefiera. La autoridad del profesor es algo que se tiene que ganar el profesor, como cualquier adulto ha de hacerlo con un adolescente que esté a su cargo. Los institutos de enseñanza media disponen de sobrados medios democráticos y pedagógicos para garantizar la seguridad de alumnos y docentes.

Otra cosa bien distinta es que se haga mal uso de ellos. Hace algunos años funcionaba a la perfección un centro de la Comunidad de Madrid cuyo claustro de profesores se mantenía operativo durante todo el tiempo en el que el centro estaba abierto. Cuando surgía algún conflicto entre alumnos o entre algún alumno y un profesor, se formaba una comisión de mediación integrada por el claustro y los alumnos en conflicto. La cosa se resolvía negociando, como se deben resolver las cosas en un mundo civilizado. Estamos empeñados en trasladar los problemas de convivencia norteamericanos a nuestra tierra y eso es una soberana majadería. Tenía razón Antonio Ozores cuando se quejaba: “en las series de televisión españolas sólo se habla de los problemas de los americanos en Alcorcón. A mí eso me importa un pimiento ¿Cuándo se tratarán los verdaderos problemas de las familias de Alcorcón”. A Esperanza Aguirre le chifla el american way of life, no en balde curso estudios de verano en Filadelfia. A la burguesía española le ha dado la fiebre de mandar a sus chiquillos a los States, para forjar una casta superior. Me parece muy bien (ser hortera aún no es delito), pero que se dejen por esos pagos los problemas de esos pagos, que bastante tenemos ya con nuestros propios pesares.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris