Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Mujeres contaminantes

Clara Jiménez (Murcia)
Redacción
lunes, 28 de septiembre de 2009, 13:53 h (CET)
El padre de la píldora anticonceptiva, el austríaco Carl Djerassi, se arrepiente de su invento que tilda de catástrofe demográfica y origen de un terrible desequilibrio poblacional. Lamentó la desconexión actual entre sexualidad y reproducción. “La caída de la natalidad es una epidemia peor que la obesidad”, “los jóvenes están cometiendo un suicidio nacional al rechazar la reproducción”.

Pero el Vaticano ya había pronosticado 40 años antes, en la encíclica de Pablo VI Humanae Vitae, que la píldora originaría una dramática caída de los nacimientos, y la condenaba como atentado al amor humano y a los designios de Dios, considerándola pecado grave. Hoy, además se sabe que la formulación actual de los contraceptivos, posee un efecto antiimplantatorio o abortivo, al expeler el embrión recién concebido, reconocido en la literatura científica como tasa de pérdidas embrionarias, información que no llega al público en general. Por otra parte, las toneladas de hormonas que cada años son vertidas a través de la orina de las usuarias de la píldora y llegan al agua, tienen un devastador efecto ecológico. Hay datos que constatan que una de las causas de la infertilidad masculina en Occidente es la contaminación medioambiental causada por los productos de la píldora.

Noticias relacionadas

Sectas y partidos políticos

Los nombres, identidades, intenciones e ideologías importan

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris