Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Herencias catalanas. La bolsa y la vida

Eva Millán (Barcelona)
Redacción
lunes, 28 de septiembre de 2009, 13:52 h (CET)
“…Y yo pensé que mi esfuerzo era mío, que mi sudor era mío, que mi dinero y mi casa eran míos. Y pensé que era mío porque lo gané honradamente, porque pagué mis impuestos, porque nunca derroché. Y mi esposa era mi cómplice y mis hijos mi razón.

Y porque mi esposa me ayudó y mis hijos soportaron mi ausencia, pensé entonces que era nuestro. Hice testamento, “será vuestro” les dije… ¡iluso! A mi muerte la Generalitat les dijo que como yo era catalán, lo mío también era suyo… abusivamente suyo. Así que mi mujer lloró una doble desgracia, y mis hijos se endeudaron.

Impuesto de Sucesiones: Créditos para pagar o posesiones a mal vender. Es el triste final de un honrado trabajador.

Porque resultó que en esta tierra, ni esfuerzo, ni sudor, ni casa, ni dinero eran nuestros… Porque no tenía empresas donde esconder mi patrimonio, exentas en un 95% de este impuesto. Porque no tenía grandes capitales con tramas para evadirse… porque sólo fui un pobre trabajador medio.

Generalitat: La bolsa y la vida, es el canto desde mi indignación eterna…

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris