Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cuestión de pelotas   -   Sección:  

Laporta y su teoría de la conspiración

Eduardo Patiño
Eduardo Patiño
lunes, 28 de septiembre de 2009, 06:45 h (CET)
Era de esperar, y más conociendo al personaje, pero resulta paradójico –por no poner otro calificativo- que cada vez que se descubre una chapuza presidencial, aparezca el presidente de turno para denunciar una conspiración en contra de su mandato. Esta vez le tocó a Joan Laporta, que en lugar de salir a la palestra para dar explicaciones de los espionajes en el seno de su junta directiva, se plantó ante los micrófonos para restar importancia a los hechos y respaldar a Joan Oliver por su ejemplar “auditoria de seguridad”. Curioso disfraz.

De ser verdad su teoría, muchas preguntas surgen en la mente de los aficionados culés. ¿Cómo es posible que en una institución tan presidencialista, el máximo mandatario no tenga conocimiento del espionaje a cuatro de sus vicepresidentes?. Entonces, ¿para que sirve el presidente?. Y haciendo un enorme esfuerzo por creerle, ¿no van a exigir responsabilidades?. ¡Pues no!. El señor Laporta no solo es incapaz de reconocer los errores de su junta directiva, sino que alabó la gestión de su director corporativo, pues –en palabras suyas- son intentos de chantaje. “Intentan desestabilizar para prescindir de los servicios de Oliver y no lo conseguirán. No voy a prescindir de sus servicios", señaló el presidente, quien agregó que “es valiente, trabajador y es el mejor director corporativo que hemos tenido". Sólo le faltó añadir que ejecuta sus órdenes a la perfección.

Y para sellar las paces, nada mejor que un esperpéntico abrazo con el señor Yuste, mientras los periodistas inmortalizaban la instantánea en el avión rumbo a Málaga. Y es que, la teoría de la conspiración es un clásico en la vida y obra de Joan Laporta. Cuando hay que tapar chapuzas…conspiración al canto. Ya lo utilizó con Sandro Rosell, cuando salió a la palestra la afiliación de Alejandro Echevarría (su cuñado y mano derecha) a la Fundación Francisco Franco y con la dimisión de ocho de sus directivos tras la famosa moción de censura (¡vaya forma de agarrarse a su silla!).

Pero todo esto, según la teoría del señor Laporta, es porque le “tienen ganas”. ¡Pues sí, Joan!, en eso llevas razón…casi toda España te tiene ganas, y más con frases del calibre de: “España machaca a Cataluña”. Ya se lo dijo el señor Revilla en el palco de Santander: es época de hacer grande al Barcelona, no de acotar su mercado. Así que deje las apariciones independentistas, los discursos embaucadores y las patrañas electorales, haga un favor a su club, no manipule más las próximas elecciones, finalice dignamente su mandato y coja “la porta” por dónde ha venido, que el equipo no lo notará. De eso se encarga Guardiola.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris