Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

El posado de las hijas de Zapatero

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
sábado, 26 de septiembre de 2009, 08:37 h (CET)
Todos nos hemos asombrado con la foto de las hijas de Zapatero. Le reconozco, como ya habrá quedado claro para mis lectores, grandes aciertos, aunque también grandes errores, en su gestión. Incluso en la parte íntima de su vida que asoma entre nosotros por ocupar el cargo que ocupa también cabe reconocérsele grandes aciertos. Me parece de lo más adecuado que haya luchado tan duramente por mantener la discreción de su vida familiar, empeñándose en mantener el ámbito particular cerrado a los que somos ajenos. Si yo alguna vez cometiera la fechoría de pretender ser presidente de algo también haría así.

Esfuerzo e insistencia le ha costado mantener su empeño, sin embargo ha caído lamentablemente en una flagrante contradicción que se vuelve y se volverá contra él, contra sus pretensiones familiares y contra sus hijas. Llevarlas a un viaje oficial, con la importancia del actual, lleno de actos oficiales, de entrevistas oficiales y de posados oficiales es un error que zahiere todos sus esfuerzos anteriores. ¿A qué ha venido entonces esto?

Conste que no me parece mal que las haya llevado en un avión oficial, España no se va a arruinar por ello. Ése es un aspecto que todavía está por desarrollar en la normativa adecuada y no entiendo tanto alboroto como algunos medios han levantado. Puede ser comprensible, así sucede en otros países, que al presidente le acompañe su familia, también puede ser una labor de Estado, de imagen de Estado.

Pero, insisto en lo anterior, es pura contradicción llevar a la familia en un viaje oficial y querer ocultarla ¿En qué quedamos? Es que en un viaje oficial hay actos oficiales y públicos, con salidas y entradas, con recepciones. Y con posados. La ya famosa foto de las hijas de Zapatero es un posado oficial, ¿por qué posaron sus hijas? ¿Qué necesidad había de ello si lo que se pretende es ocultarlas al ciudadano medio?

Y la imagen que dan en ese posado. Muchas veces los padres no son responsables de cómo visten sus adolescentes hijos, que la libertad individual, los caprichos, las modas, la personalidad del individuo y otras razones pueden llevar a una chavala de dieciséis años a vestir como más fastidie a los padres. O simplemente como no les guste. O como les guste, qué más da. Pero hemos quedado en que al ir a un acto oficial, a una recepción oficial y a una foto oficial son parte de la imagen de España, representan a España, son parte de la representación del Estado, son nuestra imagen de cara a quienes vean esa foto y presencien esos actos oficiales.

“Actos oficiales”, “fotos oficiales”, ésas son las palabras mágicas. Las hijas de Zapatero pueden ir vestidas como les dé la gana en su vida privada, pero no cuando forman parte de la representación española. Lo mismo, exactamente lo mismo, le sucede al matrimonio, en su casa vestirán camisa de cuadros y zapatillas si quieren pero no pueden ir por la calle vestidos de cualquier manera.

La imagen que han dado durante ese acto oficial, no ya en la foto, no es la imagen que debe dar los hijos del presidente del gobierno de España, hay unas normas sociales que seguir, unos protocolos de obligado cumplimiento. En esos actos no eres tú, eres la imagen de España, parte de ella, y por lo tanto debes acatar las normas sociales. Sus padres lo hacen. Si las niñas, ya mayorcitas, no querían hacerlo la solución era no acudir a los actos oficiales. En sus vidas particulares y privadas pueden vestir como les plazca y sus padres les permitan, en la vida oficial eso no existe.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris