Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Alguien debe ponerle un despertador al PP

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 26 de septiembre de 2009, 08:34 h (CET)
Que en el PP hay personas de valía nadie lo pone en duda. Que en el PP se están desaprovechando grandes talentos y que se ha prescindido aposta de figuras de gran proyección en el mundo de la política, no sorprende a cualquier persona juiciosa porque, lo que sí es evidente es que, la transmutación experimentada por el señor Rajoy, a raíz de su segunda derrota electoral, significó para el partido creado por el señor Fraga, un antes y un después en cuanto a su enfoque e impulso político, a sus objetivos y, en especial, al concepto de la ética y de la defensa de los ideales y principios fundamentales, que fueron sus señas de identidad desde su misma constitución. Por supuesto que, al parecer y debido a su deriva, parece que don Mariano ya es irrecuperable como presidente de la formación, al menos para aquellos que nos hemos apartado del partido a causa de las renuncias, los desistimientos y las abjuraciones que, los nuevos directivos del PP, han decidido adoptar en aras a una hipotética resurrección que les permitiera alcanzar el poder – recordemos la célebre frase de Tácito: “Proceder servilmente en todo para alcanzar el poder” –, valiéndose, para ello, del sistema consistente en arañar votos nacionalistas, aún a costa de transigir con sus más extremistas posturas, como aquella que proscribe el uso del castellano, lo prohíbe como alternativa y, a cambio, impone el catalán, tanto como lengua vehicular como en la propia docencia.

Recordemos la defenestración de la señora María San Gil, un valor probado en Euskadi y una luchadora tenaz en contra del separatismo vasco; acordémonos de la exclusión de sus cargos en el partido de puntales como, el señor Zaplana y el señor Acebes, verdaderos pesos pesados en el Parlamento y, no nos olvidemos de la postergación del señor Mayor Oreja, otro de los imprescindibles en la lucha contra los independentistas vascos, al que se le asignó un retiro “honorífico” enviándolo al cementerio de los políticos o, lo que es lo mismo, a formar parte del Parlamento Europeo. Otra figura, indispensable para Catalunya, fue el señor Alejo Vidal Cuadras, persona de gran talla y de hábil dialéctica, que supo aupar al PP catalán al puesto más alto de toda su historia. Pero en el PP quedan aún personas de extraordinaria valía que no se han dejado seducir por los cantos de sirena, emanados de la calle Génova, y mantienen, contra viento y marea, lo que han sido y siguen siendo los valores fundamentales del antiguo PP, de aquel que no transige con separatismos ni con arribismos oportunistas ni con cesiones ante el PSOE ni, por supuesto, con politiqueos para permitir que salgan adelante determinadas propuestas socialistas, a cambio de no se sabe qué compensaciones; no, señores, todavía quedan gentes íntegras y con ganas de luchar por el PP.

En la actualidad, como más destacados militantes, que se distinguen por ser consecuentes con sus principios, podemos señalar a dos personas: doña Esperanza Aguirre, la presidenta de la Comunidad de Madrid y, un paisano mío, el señor Carlos Delgado, alcalde del municipio de Calviá, en Palma de Mallorca; ambos valiosos elementos, personas de fuste, valientes, seguros de sí mismos y con arrestos para enfrentarse a quien haga falta, cuando se trata de defender aquellos valores en los que creen. Por desgracia, ambos son considerados como los garbanzos negros del PP, porque se han negado a transigir con las intrigas, manejos y chanchullos, que parece constituyen el pan nuestro de cada día en esta nueva camarilla de dirigentes noveles que le hacen la corte al señor Rajoy. Es triste decirlo, pero parece que, tanto el líder del PSOE, señor Zapatero, como el del PP señor Rajoy, se hubieran puesto de acuerdo para prescindir de la experiencia y la preparación política para rodearse de un plantel de directivos de primera hornada, carentes de ambas facultades, pero eso sí, fieles servidores de su jefe de filas al que, por supuesto, le ríen todas sus gracias o, desgracias, que de todo hay en la viña del Señor.

Por eso, cuando escucho a la señora Aguirre hablar de “dar la batalla ideológica” o criticar lo que he venido denunciando desde el principio de esta legislatura, la abulia del PP, que sólo espera que los fallos del Gobierno le entreguen en bandeja de oro el gobierno de España o, como dice la Presidenta de la Comunidad de Madrid, dirigiéndose a los simpatizantes y militantes del PP, pidiéndoles: “que no se queden parados a esperar ver el cadáver político de sus adversarios pasar” porque “nunca lo verán pasar”. Este es el gran error táctico del señor Rajoy y lo que las derechas echamos de menos en él: no es capaz de salir al paso de los habituales “latiguillos” de ZP, que utiliza los viejos tópicos de la izquierda para convencer a los ciudadanos de que es un Papá Noel que soluciona los problemas de los más pobres, que se enfrenta a una derecha que sólo pretende sojuzgarlos. Una idea elemental, pero que si no se lucha contra ella cala en muchas mentes bienintencionadas y lo suficientemente inocentes para creer en sus palabras.

Los socialistas suben los impuestos y acaban dando la sensación, ante la impasibilidad de los del PP, que nos están haciendo un bien a todos. ¡El colmo de la cara dura! Por eso alegra escuchar al señor Calos Delgado pedir un rearme ideológico en el partido. Afirma, el alcalde de Calvía, que, después de la dimisión de la antigua presidenta del PP balear, se impone un congreso para que se debatan ideas, “hay un rumbo ideológico equivocado en el PP balear”, dice expresando, sin duda, lo que piensan la mayoría de los militantes mallorquines, que se muestran atónitos ante la colonización que, el Tripartit ,intenta hacer de las Baleares mediante la introducción del catalán, que ha conseguido desplazar, no sólo al castellano, sino, incluso, al idioma de las islas, el mallorquín. Lo mismo se podría decir del PPC de la señora Alicia Sánchez Camacho, imbuida de las ideas de Rajoy que la conducen a arrastrarse hacia el nacionalismo, para intentar pescar en sus aguas. Piensa, en su ingenuidad, que así podrá arrebatarle a CIU algunos votantes, aceptando adherirse al Estatut y transigiendo con el genocidio de la lengua castellana.¡Craso error!, como ya se demostró bajo la presidencia del señor Piqué, que incurrió en la misma falsa apreciación y ello le costó una nueva caída del PP en Catalunya.

Aguirre reconoce que el PSOE “es un maestro de la propaganda y de la manipulación” y está en lo cierto; por tanto, es evidente que si, el PP, no aprende a “vender” su proyecto, no se echa encima del PSOE para desbaratar su organización propagandística y no es capaz de insuflar ánimo de lucha entre sus militantes y simpatizantes, por extraño que ahora pueda parecer, por mal que, en estos momentos, las encuestas traten a los socialistas; llegará el 2012 y volveremos a tener que soportar un nuevo gobierno socialistas, algo que, mucho me temo ni España ni los españoles estamos en condiciones de poder soportar.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris