Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

ZP en Manhattan

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
viernes, 25 de septiembre de 2009, 07:40 h (CET)
Ya llegó. Nuestro ZP, acompañado de la parienta y sus retoños, aterrizó al grito de “no preguntes qué puede hacer Obama por ti, sino qué puedes hacer tú por Obama”, en avión oficial en los por él despreciados Estados Unidos de América. Y lo primero que hizo, que no ha sido explicar quién paga las vacaciones a todo trapo de las niñas y por qué sus hijas que acuden a actos oficiales no pueden ser fotografiadas –Grijelmo de EFE es perrito fiel y leal y secuestra la instantánea de las menores en la sede de la ONU- y no se hace pública su agenda oficial, fue irse a la CNN a soltar chorradas buenistas. Que sí, que el pacifista va a enviar más tropas a la guerra de Afganistán. Y hasta está dispuesto a acoger en nuestro territorio a hombres de paz de Guantánamo. Lo que sea con tal de recuperar las relaciones que él mismo, con su política demagógica, su antiamericanismo barato y la famosa sentadilla al paso de la bandera useña, se encargó de cargarse. Lo tiene complicado aunque no imposible. Yo, por mi parte, cada día estoy más convencida de que nuestro ZP se cree su propia propaganda. Vamos, que cree que Obama, que es –a la fuerza ahorcan- en clave europea más de derechas que don Mariano Rajoy, anda copiando el sistema de la Seguridad Social franquista –que es la que tanto gusta a nuestros progresistas- o que es tan de izquierdas como mamá Pajín, la nueva concejal de cultura, no “por los votos sino por las botas” que diría aquél, del ayuntamiento de Benidorm. Eso sí, en la ONU, sede en donde los liberticidas demuestran casi diariamente que lo son, se sentirá como en casa.

El caso es que, puestos a decir estupideces, ZP, al cual los medios de comunicación españoles han acabado por perderle el respeto mientras se rumorea en círculos maledicentes que habría en marcha una operación para colocar en el sillón monclovita a Patxi López, se ha superado: la culpa de la recesión económica, agárrense que vienen curcas, la tiene el cambio climático. Tócate las napias. Y como el ser humano, según ZP que no según la ciencia, es culpable del inminente desastre natural, habrá que destinar el 0,7 % de nuestro cada vez más cochambroso PIB a subvencionar oenegés ecolojetas amigas. Si las presiden mujeres, anunciará bien pronto, digo yo, aún más. Total, para derrochar el dinero del contribuyente en asociaciones de amiguetes siempre hay ganas. Y si no, que le pregunten a los millonarios de la cejita. Vamos, que ni se notan el latrocinio ni el populismo. Seguro que a los cuatro millones largos de parados la medida les encanta.

Y mientras ZP hace el tonto en el extranjero aquí Elena Salgado, economista de fama mundial y reconocido prestigio en su casa, anuncia que subirá en nombre de la demagogia verde la gasolina –o sea, absolutamente todo en un país en donde los políticos se dedican a hacer AVE mientras no existe el transporte de mercancías por vía férrea- en España. Y por si esto fuera poco, subida del IVA al canto. De los 400 euros los asalariados de clase media, que son los que pagan IRPF, pueden ir olvidándose. Y encima dice Salgado que tan nefastas medidas no afectarán, sino que beneficiarán, a los trabajadores. Y un jamón. Estas subidas socialistas a quienes más van a perjudicar es a los que menos tienen. Porque todos los productos se encarecerán gracias a ZP.

Karmele Marchante, el neo icono progre-separatista-feminista que tiene por líder al refinado Carod Rovira de Perpiñán y que hace el payaso –aunque no tanto como Moratinos, puesto que la Marchante aún dilucida que Chávez, el que tiene secuestrada la democracia en Venezuela, es un tirano- en “Sálvame”, podría dedicarle, como hace con el terrorismo o el aborto, alguna cancioncilla al asunto. La apología de lo rancio es lo suyo. Motivos para creer.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris