Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Empollando la educación

Ruth Marcus
Ruth Marcus
jueves, 24 de septiembre de 2009, 06:15 h (CET)
Las propuestas sanitarias del Presidente Obama son objeto de ataques desde izquierda y derecha. Su intento de reformar el sistema de regulación financiera está haciendo aguas. Su iniciativa de instituir un régimen de intercambio de emisiones para combatir el calentamiento global ha fallecido en lo que va de año prácticamente.

Bajo toda esta agitación de titulares, Obama está supervisando un tranquilo trastorno del enfoque de la nación sobre la educación, desde el parvulario hasta la educación superior. He sido un poco escéptica con la capacidad del presidente de sacar esto adelante, cuestionando su determinación a la hora de hacer frente a dos gigantes de la política: el lobby de los préstamos estudiantiles, y el sindicato de profesores.

Los resultados finales no son alentadores. El mayor desafío - reforzar el programa No Child Left Behind - no tiene un camino legislativo claro a la vista. Pero cuando la Asociación Nacional de Educación descarga sus iras contra una propuesta de la administración Obama encaminada a promover las escuelas concertadas y la transparencia por parte de los profesores como "una serie de directivas imperialistas," está claro que la administración está haciendo algunas.

Así que éste es un momento adecuado para probar una cucharada de mi propia medicina.

"Hay una especie de lento progreso consistente", dice Amy Wilkins, del Fondo de Educación, una importante impulsora de la reforma de la educación. "Si esto es un partido de fútbol, no se están produciendo muchos de esos pases largos espectaculares, pero es un partido en el que se están marcando un montón de cambios importantes sin grandes aspavientos.

Como con cualquier renovación importante, el dinero ayuda - mucho.

La Cámara aprobaba la semana pasada la legislación que transforma el programa federal de préstamos estudiantiles. Los agentes privados de crédito, que prosperaron bajo los benéficos regímenes gemelos de enormes subsidios fiscales y garantías públicas de los préstamos extendidos, serán desplazados en favor del préstamo directo expendido por el gobierno.

La administración Clinton trató de dar este paso tan sensato hace 16 años, sólo para ser abofeteada por el lobby del préstamo privado. Ahora, sin ninguna garantía no obstante, el cambio está a punto de suceder -- en gran parte porque el gobierno forzó la posibilidad de aprobar el cambio bajo el proceso de aprobación legislativa conocido como "conciliación," que exige 50 votos en lugar de los 60.

Suspender este "subsidio injustificado", como lo llamó Obama en su discurso del lunes, liberará casi 90.000 millones de dólares a lo largo de 10 años. La Cámara utilizará la porción más sustancial de ese dinero para recaudar la dotación de las becas federales a la educación intermedia destinadas a los estudiantes sin recursos; la dotación había descendido progresivamente quedando muy por detrás del coste de las matrículas.

El dinero también se canaliza de otras formas innovadoras. Alrededor de 10.000 millones de dólares van a ir a los colegios mayores públicos -- la mayor inyección de fondos federales registrada nunca por estas instituciones.

Los centros universitarios recibirán 2.500 millones de dólares a cambio de hacer un seguimiento del número de estudiantes que realmente se licencian, en contraste con acumular deuda y después lavarse las manos. En la Cámara, los centros privados fueron capaces de zafarse de esta obligación; el Senado tendría que volver a meterlos en vereda.

Otros 8.000 millones de dólares irán a los programas de educación infantil, con el objetivo de fijar ciertos estándares y transparencia en el amplio margen de calidad de los programas de educación preescolar.

Mientras tanto, la administración se ha hecho con la financiación a la educación contenida en la ley de estímulo con el fin de impulsar su programa de reformas. La legislación de estímulo incluía 4.350 millones de dólares destinados a subvenciones de competencia a los estados que mejorasen la educación primaria y secundaria -- la mayor dotación de dinero federal no regular destinada nunca a una reforma escolar. Los reglamentos propuestos de la administración para recibir estos fondos del programa Carrera a la Cima exigen que cualquier estado que desee competir por el dinero esté obligado a levantar las restricciones al número de escuelas concertadas que abre y a anular las leyes o las normas que prohíben vincular el salario del profesor a los resultados de los estudiantes.

Siete estados - Tennessee, Rhode Island, Indiana, Connecticut, Massachusetts, Colorado e Illinois - se han retractado de sus límites a las escuelas concertadas. La Legislatura de California anulaba una ley estatal del año 2006 que prohibía utilizar las notas de los estudiantes para evaluar a los profesores.

Por último, los proyectos de asignación económica que superan el trámite del Congreso hoy contribuirán a impulsar más la reforma. Más importante aún, elevarán dramáticamente - de 97 millones en 2009 a más de 446 millones en 2010 – la financiación para ofrecer mejores salarios a los maestros y los directores que mejoren el rendimiento en las escuelas de elevada pobreza.

Hasta ahora, todo bien - suponiendo que los chillidos de los sindicatos de profesores no acaben alterando el reglamento del programa Carrera a la Cima. Pero la verdadera prueba de la educación será si el gobierno asume la tarea de revisar No Child Left Behind manteniendo el enfoque de la ley de responsabilizar a las escuelas, mientras fomenta cierta flexibilidad necesaria al juzgar el rendimiento escolar.

En la educación, la administración saca notas altas en su primer semestre. El examen final - aún no se ha corregido.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris