Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Los aduladores de ZP presidirán su funeral político

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 24 de septiembre de 2009, 06:55 h (CET)
Cuando uno escucha al señor Rodríguez Zapatero decir algo así como que “los españoles comprenden que se les han de subir los impuestos” es probable que lo primero que se le pase por la imaginación sea algo parecido a:¿Pero en qué mundo vive este señor? O ¿de dónde viene la fuente de información que le puede hacer creer, a ZP, que cualquier ciudadano español, en su sano juicio, acepte que, después de que los socialistas llevaran a cabo la política más demencial, marrullera, ruinosa y desastrosa para el país; cuando están metidos hasta el cuello en el atasco en el que, por su ineptitud, se han metido; tragarse el marrón de buena gana admitiendo contentos la implantación de más tributos y más onerosos? y, todo esto, cuando, al mismo tiempo, se tiene consciencia de que el Gobierno sigue derrochando millones a manos llenas y no parece que tenga ninguna intención de reducir los gastos que, él mismo, está generando. No se entiende que, como ya recomendó el Parlamento, se mantengan instituciones, ministerios y asesores, espléndidamente retribuidos y que, no obstante, se ha demostrado que no reportan ningún beneficio a la nación. Empezando por los sabios reclutados para el tema de la memoria Histórica, continuando por los asesores del señor Presidente, sin olvidarnos de la condonación de la deuda de Bolivia y otros países hipanoamericanos para contentar a dictadorzuelos de medio pelo; son la muestra más que evidente de que no hay intención, por parte de quienes tienen el poder, de dar ejemplo a la ciudadanía mediante el recorte de todos aquellos gastos superfluos de la Administración o intentando cobrar lo que se nos debe por aquellos países que sabemos, positivamente, que las deudas que se les perdonan, no van a ir a los necesitados, sino que se van a quedar en los bolsillos de los corruptos de turno que ostentan el poder.

Mientras, España, es evidente que va dando tumbos, víctima de una falta de políticas económicas, laborales y financieras efectivas, bien diseñadas y realistas; nuestro señor Zapatero, en el culmen de su egocentrismo, egolatría y temeridad, ha preferido prescindir de todo consejo, advertencia u orientación, incluso de los de su propio partido, para tomar la batuta de director en un concierto en el que pretende reunir, en su persona, el virtuosismo de los violines, los fagots, las trompetas, los timbales, las tubas, los violoncelos o, incluso, como ocurre cierta frecuencia, no desprecia tocar también “el violón”, para desespero de todos los ciudadanos que debemos, forzosamente, asistir a tamaña discordancia.. Se nos pide que paguemos más impuestos a Hacienda cuando, en un gesto de fanfarronería dirigido al resto de países de la Unión Europea, y ante la ineludible necesidad de promocionarse ante los mandatarios de la UE, –que parece que hace tiempo que prescinden de él en sus acuerdos importantes –; ha decidido tirar la casa por la ventana y ha destinado 97 millones de euros para la organización de la presidencia de la UE, durante el semestre en que le toca presidirla. Un despilfarro que choca frontalmente con la penuria, el sacrificio que se nos exige a los contribuyentes que pensamos que, nuestros impuestos, no deberían servir para que el señor ZP se pavonee por Europa; máxime, si se tiene en cuenta que todos sabemos que, durante su mandato al frente de la UE, se va a limitar a servir de portavoz, de corre ve y dile y de lazarillo, de lo que decidan naciones como la Alemania de la Merkel, la Francia del señor Sarkozy o, incluso, es posible que la Italia de Berlusconi o la Gran Bretaña del señor Brown.

Si queremos comparar los 97 millones con lo que se aportó para el mismo fin, durante la presidencia de su antecesor, el señor Aznar, podremos comprobar que, en aquellos tiempos de prosperidad económica del país, sólo se invirtieron en, la presidencia de la UE, 48 millones de euros, lo que nos da la medida de hasta que punto, el señor ZP, está necesitado del apoyo de Europa para mantener su posición en nuestro país; en el que, cada día, se le tiene menos consideración y las críticas, a medida que la recesión se alarga y que el desempleo y la penuria empresarial van creciendo, sin que se perciba solución alguna a corto ni medio plazo; se hacen más abundantes e incisivas, hasta tal punto que, incluso desde dentro de sus propios correligionarios se van sucediendo, cada vez con mayor énfasis y claridad, los reproches por su errática política con respecto a la recesión en la que estamos sumidos.

Resulta, especialmente, chocante el hecho de que sea el propio señor Ibarra el que haya tenido que confirmar algo que, a los simples ciudadanos de a pie, ya se nos ocurrió y denunciamos en blanco y negro hace muchos meses, y es que, el antiguo “barón” y ejecutivo del PSOE, el señor Rodríguez Ibarra, que siempre se ha caracterizado por no callarse nada de lo que piensa, ha cargado contra al Ejecutiva socialista advirtiendo que en el PSOE “hay dirigentes capaces de perder la dignidad y la vergüenza”, recriminándole al señor Zapatero su “obsesión” por “contar con gente nueva”. No se necesita mucha sagacidad para saber que, esta bomba de profundidad, va dirigida a elementos como la señora Pajín o la señora Aído; la muestra más palpable de la incompetencia de la que se ha dotado el PSOE, al encumbrarlas a puestos de tanta responsabilidad. Remacha el clavo el señor Rodríguez Ibarra al afirmar, con referencia a la falta de oposición que tiene Zapatero dentro de su partido, “El silencio no es consecuencia de un supuesto autoritarismo del secretario general del PSOE, sino de la cobardía de los que han hecho dejación de su propia responsabilidad”, ¡más claro, agua!

Corren malos tiempos para el, otrora invencible, señor Rodríguez Zapatero. Poco a poco se ha ido enemistando con todos aquellos que lo apuntalaban en su sitial y con los que lo encumbraron, incluso la prensa (el grupo Prisa es un buen ejemplo); que, como el famoso Brutus romano, ahora parecen haber decidido segar la hierba debajo de los pies de su César. Era evidente, y así hace ya años que se predijo, que el talón de Aquiles de nuestro presidente no estaba en el PP, ni el los nacionalistas ni, tan siquiera, en su propio partido; porque donde el señor ZP falla, donde se le doblega y se le hace morder el polvo es en el manejo de la economía, en su pretensión de emular a los grandes economistas con los que se trata, cuando, lamentablemente para el país, todos sabemos que apenas iniciada su primera legislatura, en un momento de franqueza con su compañero de filas, el ministro Sevilla, le confesó que “andaba flojo en materia económica” a lo que el ministro, no sabemos si con doble intención o convencido de la capacidad de su jefe de filas, le contestó “esto tú y yo lo arreglamos en dos tardes”. Ha tenido muchas más, hasta cinco años para aprender pero, por desgracia para España y los españoles, ha demostrado ser incapaz de pasar del Catón en tal disciplina. A ZP le ocurre con todo el elenco de ministros, ministriles y tiralevitas que lo rodean –con los que sustituyó a los pesos pesados del PSOE – lo que, en su tiempo, ya comentaba J. de la Fontaine: “Todo adulador vive a expensas de quien le escucha”. ¡Una gran verdad que debió prever ZP, pero que, es posible, ya no le de tiempo a asimilar!

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris