Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El Madrid, vueltas y vueltas...

Marino Iglesias Pidal
Redacción
miércoles, 23 de septiembre de 2009, 11:27 h (CET)
Pero, qué coño tanto blablá de eruditos que no ven más que numeritos. Que si 4 – 3 – 3, que si 4 – 4 – 2, que si…

Con lo sumamente fácil que, generalmente, para una especie que se supone inteligente, sería conocer el problema, de lo que sea. Tengo buenas “fabes”, buen chorizo, buena morcilla, buen tuco de jamón y un buen pote con un buen fogón, y, en vez de una fabada de acojonar, lo que me sale es una plasta para llorar; ¿es que hay algo que pensar? Ese cocinero, pues, es posible que le salgan bien un huevo con patatas fritas, pero… ¡Que Pellegrini “no da pa más”!

Me reitero, identificar el problema, y más, se supone, para profesionales directamente involucrados y para los “expertos” que se ganan la vida opinado al respecto, debería estar chupado. Harina de otro costal es dar, y poder aplicar, la medicina para curar.

No voy a recetar, estaría bueno, para eso que me fiche Florentino, pero un dato, por ejemplo, que identifica el problema y que debiera de saltar a los ojos de cualquier vidente con un dedo de frente: La situación es propicia para un ataque rápido, visualicen al jugador, del Madrid, claro, que tiene el balón, fíjense, mira para un lado, mira para otro lado, y tiene que ralentizar para ampliar el ángulo visual y averiguar ¡dónde coño está el compañero al que pasar!

De haber un entrenador que de verdad estuviera a la altura que el Madrid requiere, el jugador que tiene el balón, no necesitaría más allá de un par de leves vistazos, las más de las veces le sería suficiente con uno, ¡y no para ver si en la zona ideal para el pase hay un compañero! sino para ubicar el lugar exacto que dentro de esa zona está pisando ese compañero y ponerle el balón en su sitio.

Otro cuento chino como el del número de jugadores por línea, es el de las rotaciones. Qué rotaciones ni qué co…raje me da. Está más claro que un lavado con el Primosol ese, o como se llame, que tampoco acierta con los que ha de poner a jugar, ni cuando y a quines y por quienes ha de cambiar.

Ah, otra cuestión que me causa asombro es la opinión UNÁNIME de todos los expertos, de hay que poner a Guti, entre otras cosas, ¡para tener el balón! cuando una de las características más notables del tal es, precisamente, perderlo.

Naturalmente no puedo explayarme aquí – no soy el dueño de este medio – con argumentos que soporten esta opinión, pero ahí va la de un super experto: El Madrid esta ganando de perro, y de perro se ganan partidos, pero no se gana una liga, ni una copa de Europa, ni del Rey, ni se gana nada.

La mala vaina es que soy madridista, y aunque pudiera convertirme en el Pepito Grillo de Florentino, raspar ahora al chileno… bufff…

Si Valdano tuviera los ojos tan afilados como la lengua, otro kikirikí sonaría. 22-10-2009.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris