Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Contra la trata de personas

José Morales (Gerona)
Redacción
miércoles, 23 de septiembre de 2009, 10:12 h (CET)
Organizado por la Unión Internacional de Superioras Generales y la Organización Internacional para las Migraciones, ha tenido la segunda edición del congreso “Religiosas en red contra la trata de personas”, el encuentro académico pretendía denunciar que la trata de personas es un crimen que representa una grave ofensa contra la dignidad, una seria violación de los derechos humanos y una nueva forma de pobreza que hay que atajar desde la raíz con adecuadas estrategias de prevención.

A pesar de que no hay cifras precisas, se calcula que varios millones de personas cada año se convierten en víctimas de esta lacra (“la trata de personas”). Se trata de un fenómeno muy complejo, que tiene sus causas tanto en los países de origen como en los de tránsito y destino, y ante el que la Iglesia –a través de instituciones de religiosas-, como en tantas otras situaciones humanas de sufrimiento, quiere estar presente para denunciar el mal y acompañar a los que, de una u otra forma, se han convertido en víctimas. Y es que aquí también está la Iglesia. ¿Se puede decir lo mismo de otras entidades y gobiernos? Si nos atenemos a los actos, hemos de responder que no, de los resultados no hablemos. En el caso del Raval de Barcelona y de la mayor parte de las carreteras catalanas, especialmente las de Girona, están de vergüenza. Sin duda es el resultado de hacer la vista gorda como parece recomendar el Presidente.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris