Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El pelín

Juan Escribano Valero
Redacción
miércoles, 23 de septiembre de 2009, 10:00 h (CET)
Hace unos día publique en este periódico un artículo en el que hablaba del amor que siento por mi esposa, el señor Gemin me hizo un comentario diciendo que sería interesante saber que dijo mi esposa al leer el artículo, como no quiero dejarle con las dudas escribo esta explicación.

Cuando mi esposa leyó mi artículo titulado CARTA A MI ESPOSA: mi vida peligró, pues estuvo a punto de ahogarme con los besos y abrazos que me dio. Tengo que reconocer que no siempre y en todo momento han sido caricias y arrumacos en nuestra convivencia, también hemos tenido y seguimos teniendo nuestras discusiones que son precisamente la sal de la vida en común, ahora bien, nunca hemos discutido delante de los chicos a los que yo veía despiertos los fines de semana, y no todos, claro yo los fines de semana me excedía en darles caprichitos y esto era motivo de discusión, pues decía, y decía bien, que a los chicos hay que llevarlos cortos de dineros y largos de imaginación, y que no se les podía dar todo porque eso era acostumbrarlos mal, además, decía que yo no debía menoscabar su autoridad pues el resto de la semana era ella la que tenía que luchar por la educación de los 5 hijos que Dios nos ha confiado (ahora tenemos 10 pues los 5 al casarse nos han traído otros 5 que son estupendos) yo reconocía que llevaba razón y se acababa la discusión, además como teníamos poco tiempo para estar juntos no lo íbamos a perder discutiendo ¿no les parece?

Ahora que estoy jubilado y estamos juntos las 24 horas del día, es cuando más discutimos y, la culpa la tiene el pelín, veran: la cama la deshacemos entre los dos, así, que es justo que la hagamos entre los dos, pues bien, tenemos una colcha con dibujo y unas rayas y –pero no ves que esta torcida, tira un pelín- yo tiro, -hala te he dicho un pelín, eres un bruto- ya está liada la discusión por culpa del pelín, lo bueno de estas discusiones es que de cuando en cuando las acabamos deshaciendo la cama entre los dos, ¡no me llame viejo verde caramba, que no lo soy! Pero a que es mejor acabar una discusión así que no estar enfurruñados todo el día. Otro motivo de discusión es cuando actúo de pinche de cocina. –Esas patatas un pelín más finas, no tanto, un pelín más gruesas- Otra vez el pelín, esta unidad de medida tan española que sirve para todo, longitud, capacidad, peso, etc. yo no acabo de cogerle el punto y, claro es la responsable de muchas de nuestras discusiones.

Otro día hablaré de un descubrimiento que hice hace unos años, y que yo llamo ENCUENTROS EN EL PASILLO, por hoy, hasta otro día si Dios quiere.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris