Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Señora Salgado ¡menos alegrías y más rigor!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 21 de septiembre de 2009, 06:15 h (CET)
Creo que debiéramos empezar a tomarnos en serio nuestra situación actual como ciudadanos de a pie; creo, también, que lo que llevamos transcurrido de crisis no ha sido más que un aperitivo, una pequeña muestra de lo que todavía nos queda por pasar si es que, en lugar de fiarnos de los cantos de sirena de nuestro Gobierno, nos queremos entretener en leer los artículos de acreditados especialistas en economía y finanzas que se publican en distintos medios informativos de nuestra geografía patria. Ustedes habrán notado el estado de nerviosismo que impera en la calle Ferraz, se habrán apercibido del rostro verdaderamente preocupante que se le ha puesto al señor Zapatero, cuya sonrisa ha desaparecido para quedar en un rictus hierático incrustado en un rostro que refleja la angustia que siente y su completa desorientación, respecto a cual deberá ser su próxima maniobra, cuando se encuentra atrapado en esta senda errática que ha decidido emprender, por su cuenta y riesgo, desatendiendo las recomendaciones que, desde dentro y fuera de España, personas sensatas se esfuerzan en hacerle comprender.

Hasta cuando, la señora Salgado, la vicepresidenta económica, aparece ante la prensa para decirnos que las perspectivas de recuperación ya están cerca y que no debemos preocuparnos por nuestro futuro inmediato, lo hace con el aspecto de aquel que asiste a un sepelio para dar el pésame a los familiares del muerto. Ni la próxima entrevista del 13 de octubre del señor Rodríguez Zapatero con el señor Obama parece haber sido capaz de elevar el ánimo de nuestro Presidente ni, por extraño que nos pueda parecer, su cacareada presidencia de la UE consigue que aparezca, en su aquijotada figura, el menor gesto que demuestre su satisfacción por poderse fotografiar con todos los altos mandatarios del resto de países; cosa que, hasta ahora, sólo ha conseguido cuando ha logrado pillar de sorpresa a un fotógrafo despistado, colándose al lado del personaje carismático que el profesional intentaba retratar. El hecho es que, por extraño que nos pueda parecer, esta satisfacción, tanto de Zapatero como de la señora Salgado, por la “supuesta” reactivación de la economía en EE.UU y de algunas naciones de la UE, más que alegrarnos debería ser motivo de una nueva preocupación para España.

Los últimos datos que hemos podido comprobar sobre la marcha de nuestra economía, sólo pueden llevarnos a la más completa desmoralización. En efecto, si hablamos del estado del sector de la construcción observamos que, en lugar de dar muestras de recuperación, los últimos datos indican que el precio de la vivienda nueva ha bajado un 30% en 22 ciudades de más de 25.000 habitantes. Frente a la caída media del 8’9% interanual experimentada en agosto, algunas importantes ciudades españolas presentan caídas, bruscos desplomes, que alcanzan el 30% y en algunos casos, el 40%. Si queremos fijarnos en la situación de la industria nacional, nos enteramos de que la facturación ha bajado en Julio un 25 % y las entradas de pedidos resulta que han disminuido en una 26’2%, en tasa interanual. Lo peor es que ha llovido sobre mojado ya que, estas últimas caídas, no hacen más que seguir la tendencia bajista iniciada hace 10 y 12 meses, respectivamente. Es evidente que si bajan los precios de las viviendas y del suelo, es una clara muestra de que las ventas siguen sin aparecer y la necesidad de las constructoras y promotoras de conseguir liquidez, a toda costa, con la que poder atender sus deudas con los bancos, les obligan a vender incluso por debajo de sus precios de coste.

Si nos centramos en las CC.AA, este lastre que España se cargó a sus espaldas, inconsciente de los problemas que le iba a proporcionar, no sólo desde el punto de vista político, sino también desde el económico; nos enfrentamos a un endeudamiento que ha crecido en un 29% durante el segundo trimestre del corriente año, alcanzando la nada despreciable cifra de 81.981 millones de euros (un 7’7% del PIB) y vemos, con asombro, como la comunidad más beneficiada por el señor Rodríguez Zapatero, Catalunya, resulta ser, a la vez, la que más se ha endeudado de todas con 23.746 millones de euros, superando el 28’9% del total de la deuda acumulada por todas las comunidades ¿ Les sugiere a ustedes algo?. Las corporaciones locales, las cenicientas del sistema, han arrojado una deuda de 32.677 millones de euros en el segundo trimestre del 2009; lo que supone un 3’1% del PIB, con un crecimiento promedio del 6%. A este negro panorama deberemos añadir la morosidad en los créditos concedidos por los bancos que se ha instalado en un 4’73%, la más alta en trece años (un 2’5% más alta que la de hace un año).

Para acabar de redondear el panorama que parece que tanto “entusiasma” a nuestro Gobierno, el coste laboral medio por trabajador de las empresas ha crecido en un 3’9% durante el segundo trimestre. ¡Y esto en periodo de recesión, cuando nadie vende un clavo y la competitividad de nuestras empresas está por los suelos, a la par de sus posibilidades de conseguir financiación soportable! En este contexto deberemos afeontar la decisión del Gobierno de gravar más su política fiscal, algo que, como era de esperar, ha levantado ampollas, tanto en los ciudadanos de a pie como en todo el tejido industrial, que ven un aumento de sus dificultades financieras y un nuevo elemento que acabará de empobrecer a los ciudadanos y contribuir a que, las empresas, acaben de descapitalizarse. Sin embargo, vean ustedes un estudio que apareció, como tantos otros excelentes artículos, en el periódico digital “Libertad Digital”, en el que se denunciaba la posibilidad de que el Déficit Público pudiera alcanzar la cifra del 12% del PIB del 2009. Según se desprende del mismo, la necesidad de acudir al aumento de la fiscalidad sería perentoria, sino, como se informa en el artículo de LD, existieran otros medios para que el Estado ahorrara la friolera de 30.000 millones de euros con lo que se evitaría preocupar a los ciudadanos con más cargas fiscales.

Parece ser que, si se eliminaran ministerios innecesarios, como ya apuntó el Parlamento, se podrían ahorrar: por el de Cultura, 410 millones de euros; el de Exteriores, 2.919 millones de euros; el de la Vivienda, 1.617 millones de euros; el de Igualdad, 140’9 millones de euros; imprevistos y funciones no clasificadas, 2.094 millones de euros; Ministerio de Industria, 4.425 millones de euros; ministerio de Fomento 908’7 millones de euros; ministerio de Trabajo, 7.577 millones de euros, total 19.968 millones de euros. El señor Zapatero pretendía conseguir 15.000 millones de los impuestos ¡pues ya tiene la alternativa! Téngase en cuenta que, las funciones de todos estos ministerios, ya están en su mayoría, transferidas a las CC.AA, por lo que su pervivencia resulta un gasto y un lujo excesivo para una nación que se encuentra al borde el precipicio. Ahora, en horas bajas los del PSOE pretenden preparar una proclama en defensa de Zapatero, ¡muy mal lo deben ver! Otro día comentaremos el efecto que, la salida de la recesión de los otros países, con antelación a la nuestra, pudiera acarrearnos en cuanto a los posibles efectos de una subida de intereses por parte del BCE tendría sobre nuestra Deuda externa ¡otra pesadilla! Pero, todo a su tiempo.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris