Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

A un año de la cumbre del G-20

Mario López
Mario López
lunes, 21 de septiembre de 2009, 06:08 h (CET)
Pues a un año de la declaración de la refundación del capitalismo rampante, todo se ha quedado en agua de borrajas. Qué poco duran las buenas intenciones; caso de haberlas habido, claro está. Lo que hace un año parecía la cumbre más histórica después del Congreso de Viena, tras la derrota de Napoleón I, ha resultado ser una insustancial comidilla de meretrices.

Y digo meretrices, porque los que ahí se reunieron se han acreditado como auténticas profesionales en el arte de dar contento a los grandes oligarcas; que esos sí que mandan de verdad. La cumbre del G-20 de 2008, por tanto, ha sido una perfecta demostración del verdadero valor de la política en el mundo actual: nulo. Los acuerdos alcanzados por nuestros máximos representantes políticos fueron: más control sobre el sistema financiero, inyección de fondos públicos para asegurar la liquidez de los bancos, compromiso de los banqueros y grandes empresarios de moderar sus sueldos, intervención de los paraísos fiscales. Pues de todo ello, tan solo se ha cumplido una cosa: la inyección de fondos públicos. Es decir, que los causantes de la crisis siguen yendo al casino, pero esta vez con el dinero de sus víctimas. Evidentemente, más pronto que tarde, las funestas consecuencias de tamaño dislate se harán notar. Y está vez, con toda seguridad, de forma mucho más violenta que lo que hasta ahora hemos visto. Como la gripe, el final de la crisis va a ser cuestión de tiempo. Ahora, la virulencia con la que se produzca puede que llegue a cobrar dimensiones bíblicas, si antes no se pone remedio.

Noticias relacionadas

La palabra sabia y agradable del escritor. Parte I

Recopilación de pensamientos sin retorno, de la escritora para los animalitos

A Rosario Murillo

“El error es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea”. Concepción Arenal. (1820-1893)

Un Estado que regule

“Pero sí hay una paradoja: los ricos de las sociedades se han vuelto más ricos, y los pobres son más, pero más pobre que antes”

¡No más nudos entre nosotros!

“El mundo será lo que nosotros queramos que sea”

Podemos (2015) si, VOX (2019) no, ¿la JEC también discrimina?

En ocasiones, la fe en nuestras instituciones se tambalea al comprobar que, también en ellas, se producen decisiones que, a cualquier ciudadano, le hacen chirriar sus convicciones democráticas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris