Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La soledad del presidente‏

Mario López
Mario López
domingo, 20 de septiembre de 2009, 07:05 h (CET)
A mí, como supongo que a infinidad de personas, me fascinan los hombres solos; esos seres capaces de dejarse expulsar de la recua por defender una convicción. Este tipo de personajes cosechan un fabuloso éxito en las pantallas de cine. Gary Cooper en “Solo ante el peligro”, Gregory Peck en “Solo el valiente”, Henry Fonda en “Doce hombres sin piedad”, Dustin Hoffman en “Perros de paja”, John Wayne en “El hombre que mató a Liberty Valance”, Jessica Tandy en “Tomates verdes fritos”, Clint Eastwood en “Gran Torino”. Es difícil simpatizar más con alguien como con cualquiera de estos personajes del celuloide… desde la butaca.

Sólo desde la butaca. Porque luego, en la vida real, no parece que las cosas funcionen de igual manera. Ahora mismo, en nuestro país, el gran hombre solo que prefiere perder amigos antes que traicionarse a sí mismo se llama José Luís Rodríguez Zapatero. Acorralado a lo largo de cinco años por una oposición cínica y desleal, desbordado por una crisis que cogió a todo el planeta con el paso cambiado y que en España se agravó con el reventón de una burbuja inmobiliaria alimentada por los gobiernos de Felipe González y José María Aznar –durante las dulces décadas de la beautiful people- y, finalmente, abandonado a su suerte por los propios hombres fuertes de su grupo parlamentario. Ahora, se dispone a recibir la puntilla del Grupo Prisa. Grupo que mantuvo su lealtad a todos los gobiernos socialistas, al punto de erigirse prácticamente en su órgano de opinión, y que hoy emprende el acoso y derribo del presidente sólo porque no se ha visto favorecido por el gobierno en sus intereses mediáticos, en el negocio de la televisión digital. Uno puede tolerar la inocencia, la impericia, la gazmoñería, pero jamás el cinismo o el interés espurio. En estos momentos me siento, a muerte, al lado del presidente Rodríguez Zapatero. Un hombre solo, como yo.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris