Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

En el elusivo centro

David S. Broder
David S. Broder
sábado, 19 de septiembre de 2009, 08:46 h (CET)
WASHINGTON - Durante los primeros años de la década de los 70, cuando Max Baucus, el actual senador veterano de Montana y presidente del Comité de Economía del Senado, contemplaba la posibilidad de entrar en política, pidió consejo a muchos funcionarios públicos con experiencia.

Sus pasos le llevaron al bufete en Washington de James H. Rowe Jr., que salió de Montana y la Facultad de Derecho de Harvard para ingresar en el gabinete de la Casa Blanca Roosevelt y convertirse más tarde en asesor de Lyndon Johnson, Hubert Humphrey y muchos otros de esa generación.

Como eventualmente tuve noticias, Rowe - que dedicó su tiempo a impartir a este periodista valiosas lecciones políticas -- quedó impresionado por el joven visitante de apuesto aspecto respaldado por una rica familia respetada en Montana, y le animó a perseguir su sueños.

Pero antes de abandonar el despacho, Baucus planteó a Rowe una pregunta sorprendente: ¿Cree que debería presentarme como Republicano o como Demócrata?

Rowe, político de la era del New Deal de los de toda la vida, dijo "Yo espero que sea como Demócrata."

La ambivalencia ideológica implícita en la pregunta ha perseguido a Baucus durante toda su carrera. Siempre Demócrata, nunca ha sido un voto seguro para los líderes de su partido, y en muchas ocasiones ha puesto en tela de juicio a los más partidistas de sus colegas al insistir en seguir su iniciativa.

Ello nunca le ha perjudicado en su estado. Montana es un estado dividido. Los dos tercios orientales parecen los grandes estados de las planicies de Nebraska, Kansas y las Dakotas, y vota igual de conservadoramente que siempre. Sin embargo, el tercio occidental y más montañoso incluye ciudades mineras como Butte y las ciudades académicas de Helena y Missoula, donde los Demócratas cosechan sus votos. Baucus ha ocupado el término medio.

Cuando el Presidente Obama puso la atención sanitaria a la cabeza de su agenda nacional, Baucus vio la oportunidad de rematar su carrera con un hito de legislación histórica. Preocupado por la posibilidad de que la otra comisión con competencias sobre la sanidad, encabezada entonces por el Senador Ted Kennedy, pudiera imponérsele, Baucus apostó antes de tiempo e hizo saber a la Casa Blanca – y a todo el mundo -- que él iba a ser quien llevara la batuta.

Como acabó siendo el caso, fue el otro comité, el encabezado por el Senador de Connecticut Chris Dodd después de que la mortal enfermedad de Kennedy le relevara, el que remató primero su labor. Pero con Baucus protagonizando largas negociaciones con la "Banda de los Seis", tres Republicanos y dos Demócratas más del Comité de Economía, Obama y los líderes Demócratas del Congreso siguieron agotando el plazo de una votación con la esperanza de que Baucus pudiera alcanzar un proyecto bipartidista.

La semana pasada, Baucus admitía que sus esfuerzos habían fracasado -- hasta el momento por lo menos -- y decía que iba a ofrecer su propio proyecto de enmienda ante el Comité esta semana.

No es el único que descubre que la tarea de reestructuración de la sexta parte de la economía estadounidense y la navegación por innumerables conflictos de intereses y electorados implicados supone un verdadero reto. En la Cámara, el proyecto formulado por tres comités diferentes tiene un coste que muchos califican de excesivo y que incluye la "opción pública" que parece imposible de sacar adelante en el Senado. El proyecto de ley de Dodd se enfrenta a obstáculos similares.

Pero es casi seguro que ninguno de los otros presidentes tiene tantas tablas en esta materia como Baucus. Dodd ha redactado proyectos significativos en el pasado como la Ley de Baja Familiar o Médica, y tiene un peso específico en los proyectos de ley de regulación financiera que Obama espera aprobar este año.

Los tres presidentes de los comités de la Cámara cuentan también con muchos trofeos en sus estantes. George Miller co-auspició el programa No Child Left Behind. El nombre de Henry Waxman encabeza el proyecto de ley del clima y energías limpias que espera ser sometido a votación en el Senado. Charlie Rangel, como cada uno de los demás presidentes del Comité de Asignaciones, redacta importantes legislaciones en materia fiscal, comercial y social de manera tan puntual como un metrónomo cada dos años.

Éste iba a ser el momento de Baucus. Pero cuando llegó la semana pasada, tuvo que admitir que no había encontrado el apoyo de ningún Republicano en absoluto y a continuación tuvo que soportar las críticas de sus correligionarios Demócratas en torno a que esta legislación no está a la altura de lo prometido durante la campaña.

Como de costumbre, Baucus se encuentra en el centro. Pero es un lugar muy triste para estar.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris