Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Elecciones anticipadas? ¿Estamos de broma?

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 19 de septiembre de 2009, 08:41 h (CET)
Sin duda podemos decir, con toda honradez, que en este país no dejamos criar moho a nuestra maltrecha facultad de angustiarnos que, ya sea por pros o por contras no dejamos que descanse en ningún momento de esta ajetreada existencia, ya sea por mor de las circunstancias que nos rodean, por las actuaciones de los políticos o por la crisis económica que nos afecta y nos mantiene en una perpetua y agotadora situación de estrés; que, como no podía ser de otra manera, en nada beneficia a la necesaria tranquilidad que todos los expertos en medicina recomiendan para aquellos que, como yo, los años se empeñan en ponernos las cosas difíciles. Ahora, como si ya no hubiera concluido el estío, en una prolongación del mito de la serpiente veraniega, ha empezado a circular por los mentideros políticos la especie de la “soledad” del señor Rodríguez Zapatero, como si esta nueva fuera original o como si pretendiese dar a entender que esta circunstancia no la conocíamos hasta los menos ilustrados ciudadanos de a pie. Lo que parece que la gente todavía no ha asimilado es que, esta soledad que se le atribuye a ZP, en realidad, es algo que él ha venido tramando desde que se hizo con la presidencia del Gobierno. Si, señores, algo que ha buscado con verdadero afán.

Si alguien duda de este aserto basta que se limite a volver la mirada atrás y comprobar la retahíla de cadáveres políticos que han venido jalonando las dos legislaturas de nuestro señor Presidente. Todos aquellos que se le han querido enfrentar o los que él ha pensado que le podrían hacer sombra o aquellos que le han causado problemas o han puesto en peligro su imagen antes sus leales electores, han ido desapareciendo de la escena pública como si una maldición hubiera caído sobre cada uno de ellos. Fíjense en los que quedan. Miren y analicen las personas que continúan al lado de ZP y observen ustedes la clase de personas de que se trata. Las Aído y Pajín, dos activistas apenas ilustradas que tienen más de sindicalistas que de personajes capaces de ocupar un cargo como el que les ha dado Zapatero pero que, sin embargo, son leales al 100% con su líder y de las que no tiene que preocuparse debido a que, a lo más que pueden aspirar, por su formación y talante, es al puesto de aspirantes administrativas en alguna oficina de correos; el señor Rubalcaba, con más conchas que un galápago, no moverá un dedo que pueda disgustar a su jefe y al que, con toda probabilidad, ZP le teme más que a un tornado por lo que sabe y lo que puede decir; la pobre señora Salgado, en verdad la compadezco, con su habitual cara de vinagre tiene que apechugar con el peor marrón, siempre atenta a no salirse de su guión y tragando sapos cuando a ZP se le ocurre alguno de sus habituales disparates en cuestiones económicas; el resto son meras figuras decorativas de las que apenas se habla, si descontamos, como no, a la inefable señora De la Vega, la mano derecha, junto con el señor Blanco, de su majestad el señor Zapatero; sin los cuales estaría perdido porque son los únicos con suficientes tablas para poder ayudarle a capear el temporal en el que está metido.

Por eso, señores, hablar en estos momentos de unas posibles elecciones es como mencionar la soga en casa del ahorcado. En realidad, creo que a ningún partido político le interesaría, en las actuales circunstancias, meterse en semejante berenjenal. Si pensamos en el PP, lo peor que les podría suceder es hacerse cargo del Gobierno cuando España está enfangada en una de las más profundas crisis de su historia. Lo probable es que se encontrara más solo que la una, sin que ninguno de los partidos de la actual corte de Zapatero moviese un dedo para colaborar con él y con toda la artillería ofensiva de un PSOE irritado, vengativo y deseoso de hacer fracasar cualquier intento del PP de modificar las leyes “sociales”, léanse promesas electorales “zapateriles” que, no obstante, constituirían un lastre insoportable para enderezar el rumbo del país. Rajoy se encuentra más cómodo – demasiado cómodo a mi entender – esperándolas venir y sin comprometerse demasiado esperando que, el tiempo, haga pasar por delante de la calle Génova el cadáver del PSOE. Lo malo es que, de tanto esperar, resulte ser su propio cadáver el que pase por la calle Ferraz. En todo caso, lo cierto es que creo que les causaría más problemas que beneficios un adelanto electoral.

Si hablamos de los partidos nacionalistas es evidente, y así parece darlo a entender el señor Sánchez Lliure, de CIU, cuando en una tertulia radiofónica ha negado con firmeza que Zapatero se encuentre sólo, argumentando que va sacando las leyes que presenta en el Parlamento para justificar su fortaleza. Se ha olvidado de que, cada ley que saca, la debe negociar precisamente con todos los corpúsculos que hoy son los amos de las Cortes y que, a cada uno de ellos, les debe compensar por sus votos. Pan para hoy y hambre para mañana debido a que, todo lo que no sean pactos de legislatura, no son más que apaños que cualquier día pueden acabar por bajarle del pedestal. Sin duda que, para CIU, ICyV, ERC y ya no hablemos para el PSC, el dejar de contar con Zapatero sería lo peor que les podría pasar cuando la sentencia – ¿cuándo saldrá del TC – sobre el Estatut está en puertas y están consiguiendo sangrar al Gobierno central chupándoles hasta la última gota de su presupuesto. No, para estos, que se saben los amos de la situación y, de hecho, están gobernando en Madrid, unas elecciones anticipadas les caerían peor que una piedra en los riñones.

Si hablamos del PSOE deberemos reconocer que no es la ocasión más propicia para enfrascarse en una campaña electoral, porque ellos saben, aunque no lo reconozcan, que las encuestas no les son favorables y que, abandonar el gobierno en estas circunstancias, sería como tirar la toalla y reconocer que no son capaces de hacer frente a la crisis; lo que les desautorizaría ante los ciudadanos para que transcurriera un tiempo, quizás dos legislaturas, antes de que volvieran a confiar en ellos( no siempre se presenta un 11 M para poder desbancar al partido de la oposición). Pero es que se da otra coincidencia lo suficientemente importante para tenerla en cuenta. Nadie puede pasar por alto que, en el seno del PSOE existe un naciente descontento por la forma de actuar de Zapatero; se le reprocha, en los mentideros del partido, su forma autoritaria de llevar la legislatura, su falta de prudencia en la cuestión económica y su personalismo exagerado amén de desoír las voces de sus consejeros que le advierten de que la vaca del Estado tiene sus límites y que, de seguir por este camino, puede que España entre en un camino muy peligroso que retrase, aún más si cabe, su salida de la crisis, quedando descolgada por largo tiempo del resto de los países de la UE. No sabemos si, en un congreso preelectoral, los barones del partido, aquellos que están callados pero que observan con detenimiento la deriva del Ejecutivo de ZP, iban a consentir que un elemento como el señor Rodríguez Zapatero se pudiera volver a presentar encabezando la formación socialista. No,no, es improbable, salvo una catástrofe de gran magnitud que, en los próximos meses, se pudieran convocar elecciones generales. Claro que esto sólo es la opinión de un simple ciudadano de a pie.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris