Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   A mi manera   -   Sección:  

Las sorpresas del deporte

Sara Massa
Sara Massa
@Sara_Massa
jueves, 17 de septiembre de 2009, 04:56 h (CET)
Si hay un mundo en donde todo puede pasar, ese es, el del deporte. Si se trata de jugar, los más débiles pueden sorprender y hacerse fuertes en menos que canta un gallo. Y sino que lo cuenten a Federer, el nuevo verdugo del argentino Del Potro. Por no hablar de “mamá” Clijsters. El U.S Open ha sorprendido a más de uno y ha dado para mucho...

Como todos los años por estas fechas el último de los cuatro grandes empezaba esta temporada en Estados Unidos. Los favoritos, como suele ser habitual últimamente, Federer y Nadal. El número 1 del mundo solo se encontraría a Nadal en la final en caso de que ambos llegasen, por lo que la emoción estaba servida. El suizo cumplió, pasó por encima de grandes jugadores como Djokovic en las semifinales o de Robredo y Soderling en octavos y cuartos respectivamente y llegó al último paso para alzarse con el título. Partidos con más o menos dificultad, pero que Roger solventó sin mayores problemas.

Nuestro Rafa Nadal no pudo hacer lo mismo y cayó en semifinales ante un fortísimo Del Potro. El mallorquín no pudo superar sus problemas físicos y no fue quién de superar ese mal fario que tienen los españoles en el U.S. Open. Con una merecida victoria del argentino en la semifinal, en la finalísima lo esperaba el cinco veces campeón del torneo, Roger Federer. La hazaña estaba complicada y probablemente más de uno dio por vencedor al suizo sin ver el partido siquiera. Era lógico.

Se produjo entonces la sorpresa, el argentino Del Potro se presentó a la final con todas las perder estadísticamente, pero con todas las de ganar en empeño y ganas. Fue a remolque todo el encuentro. Necesitó ir al “tie break” en el segundo y cuarto set para empatar el partido, pero que más daba si en el quinto y decisivo juego iba a machacar al gran Roger con un 6-2. Un diez para este chico que no solo dio la sorpresa sino que demostró que los mejores no siempre son invencibles. Ganó a Rafa y a Federer y se alzó con el título, un sueño hecho realidad.

En el cuadro femenino la sorpresa fue mayor si cabe. La “artista invitada”, por así decirlo, terminó ganando un torneo al que venía con una invitación en la mano. Pero es que además lo hizo poniendo de los nervios a la vigente campeona. Y es que la americana Serena Williams perdió los papeles cuando se vio incapaz de superar a la belga. Amenazó a una juez de línea y el juez de silla no dudo en expulsarla del torneo. Clijsters, que llevaba retirada del tenis dos años debido a su maternidad, realizó un torneo para enmarcar con una espectadora de lujo, su niña Jada.

Así las cosas, el torneo llegaba a su fin con dos vencedores que no estaban en las quinielas de muchos, pero que supieron realizar un torneo magistral y conseguir un título más que merecido. Nunca se fíen del deporte…siempre sorprende.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris