Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

Impasible el ademán

Mario López
Mario López
jueves, 17 de septiembre de 2009, 04:47 h (CET)
La afición de la derecha a criminalizar al que airea sus trapos sucios es tan antigua como el oficio aquel que ahora se quiere hacer desaparecer de las calles de Barcelona. Mientras el PP acusa a todo el Estado de Derecho de emprender una causa general en su contra, sin importarle mucho los ciento y picode sus miembros imputados en diferentes causas penales, por las calles de Arenys de Munt desfilan, con todas sus siniestras galas, los militantes de Falange. La Falange fue la punta de lanza de la represión franquista. Sus militantes, los encargados de asesinar y abandonar en las cunetas a los sospechosos de simpatizar con la II República.

A esos mismos mártires cuya dignidad quiere restituir la Ley de la Memoria Histórica; esa que tan poco gusta al PP. En una tranquila jornada dominguera, al final del verano, un pequeño pueblo de Catalunya decide llevar a cabo un simulacro de ejercicio del derecho a la autodeterminación. Esto ha resultado excusa suficiente para que los militantes de Falange se rescaten de sus propias sombras para surgir como grotescos fantasmas de los recovecos más siniestros de nuestra historia reciente ¿Qué ocurrirá en este país el día en el que su ciudadanía decida dejarse de simulacros?

Noticias relacionadas

La feria de las vanidades

Como en aquella novela de W. Thackeray, que fue publicada por entregas, la feria de Málaga cada día “nos trae su afán”

Hoja de buenas acciones

Hoy me he vuelto a levantar con la noticia de otra violación en mi ciudad, la segunda en las Fiestas de Gracia de Barcelona

Sentido de urgencia y necesidad de cambio

“Una transformación de mente y ánimo no excluyente es culminante, sobre todo para el bienestar de las generaciones venideras”

¿Por qué el Gobierno intenta imponernos cómo vivir nuestra existencia?

¿Es la libertad algo más que el derecho a vivir como se desee? Nada más. (Epícteto)

Mi barrio y yo

Mi pregunta para Ada Colau es, si llega a leerla claro: ¿Está usted dispuesta a asumir las consecuencias, y de qué modo personal alguno, si uno de esos extranjeros por ejemplo viola o asesina a alguna persona en nuestra ciudad?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris