Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Cuando Ron Wyden habla...

Ruth Marcus
Ruth Marcus
miércoles, 16 de septiembre de 2009, 05:04 h (CET)
Con permiso de E.F. Hutton, cuando Ron Wyden habla de la reforma sanitaria, la gente debe escuchar. Cuando Ron Wyden se resiste a una propuesta Demócrata de reforma sanitaria, definitivamente la gente debe escuchar.

El Senador Demócrata de Oregón lleva los últimos cinco años siendo el conejo de las pilas de la reforma sanitaria. Esta semana lanzaba una gran bomba fétida retórica bomba a los preparativos. Wyden advirtió públicamente que el paquete que está siendo diseñado por el Comité de Economía del Senado costará demasiado a los estadounidenses de renta limitada y dará a muchas personas muy pocas opciones de protección.

Bajo la propuesta de la comisión de economía, los particulares estarán obligados a tener un seguro. Pero para rebajar el costo del paquete, los Seis del Demócrata de Montana Max Baucus -- una banda que, intencionadamente, no incluye a Wyden - redujeron el tamaño de las subvenciones facilitadas a aquellos que no se podrían permitir un seguro de su bolsillo.

Bien, una familia con un nivel del triple del umbral de pobreza -- 66.150 dólares en el caso de una familia de cuatro miembros -- tendría que desembolsar hasta el 13 por ciento de la renta para pagar el seguro. Y eso es solamente la póliza -- sin contar deducciones, pagos parciales y gastos no cubiertos.

"No sé de muchas familias clase trabajadora a las que se pueda mirar a los ojos y decir, '¿tiene usted estas cantidades en su cuenta de gasto?" -- porque no disponen de ellas," me decía Wyden.

Aquellas personas que no contraten un seguro se enfrentarán a una multa de 3.800 dólares a menos que el coste supere el 10 por ciento de sus ingresos, en cuyo caso se les concederá una "exención de accesibilidad". En otras palabras, no tendrán seguro, pero al menos no se les multará por ello.

"La gente está teniendo ya problemas para poder pagar la cobertura que necesitan las familias. Y vienen escuchando a la Casa Blanca y al Congreso que van a tener una seguridad de la atención médica," dice Wyden.

Si la propuesta de Baucus es aprobada, dice, "Van a decir:" ¿Eh? ¿Seguridad sanitaria significa que pago mucho más de lo que pago hoy, que quedo exento de ello, o que pago una multa? No van a decir lo que cumple la definición de seguridad de la protección".

La "exención por motivos de causa mayor," decía, es "una gran patada del Congreso." Las personas más necesitadas de seguro - aquellas de 50 y tantos y 60 y pocos años -- terminarán diciendo, en palabras de Wyden, "estoy tan desprotegido como antes de escuchar hablar a todos estos políticos".

De las opciones, argumenta Wyden, los planes de la Casa Blanca y el Congreso han definido el derecho a las nuevas opciones de protección de manera tan limitada que la gran mayoría de estadounidenses no tendrá derecho a acogerse.

A pesar de todo el escándalo con la opción pública, la realidad es que la mayor parte de los estadounidenses no van a tener derecho a elegir ni siquiera la opción privada. En un esfuerzo por evitar la desestabilización de la protección sanitaria ligada al puesto de trabajo, la posibilidad de cambios quedará abierta exclusivamente a pequeñas empresas y personas sin seguro.

"Nadie dijo a la gente que por toda América llevaba pancartas sobre la opción pública que el 85 por ciento ni siquiera iba a llegar a elegirla," decía Wyden. "En el caso de cientos de millones de personas, no van a tener más influencia tras aprobarse este proyecto de la que tienen hoy. Trabajan en alguna empresa, y alguna persona que no conocen del departamento de recursos humanos decide lo que es bueno para ellos. Nada ha cambiado."

Existen explicaciones racionales del motivo de que la Casa Blanca y los colegas de Wyden hayan hecho esta elección. Una factura de más de 1 billón de dólares en concepto de un subsidio más generoso induciría desmayos -- aunque el coste no tendría que sorprender a nadie.

Los legisladores y la Casa Blanca no estaban dispuestos a asumir el riesgo político que implica el pago de un paquete más generoso. La forma más lógica hubiera sido poner un límite a la cantidad de protección pagada por el empresario que se puede proporcionar libre de impuestos -- un enfoque que chocaba de cabeza con la oposición sindical.

De igual forma, abrir la posibilidad de cambios más asegurados podría desestabilizar el sistema de protección pagado por el empresario -- a lo que una respuesta nacional sería "¡Yupi!". Pero el presidente Obama decidió no montar un ataque tan amplio a lo que Wyden describe como "el caucus del estatus quo."

Wyden señaló que Obama, hablando a un mitin en Minneapolis el sábado, hizo hincapié en la importancia de la elección y la competencia en el mercado de la protección sanitaria. "Ahora la cuestión es, ¿puede promulgarse la legislación que refleje el discurso?, y hasta ahora hay una gran diferencia".

Viniendo de un aliado de la administración, son palabras fuertes. Viniendo de alguien que no ha escatimado esfuerzos por la reforma sanitaria, son palabras preocupantes.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris