Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El Estado no puede ser educador de la conciencia moral

Jesús Martínez (Gerona)
Redacción
martes, 15 de septiembre de 2009, 07:07 h (CET)
Ahora que está comenzando el curso académico me parece conveniente hacer una reflexión sobre la asignatura EpC. Tal y como está articulada la asignatura Educación para la Ciudadanía es contraproducente, puesto que imponen la ideología de género y el relativismo moral, forma las conciencias y es obligatoria.

Creo que es conveniente recordar que el Estado no puede suplantar a la sociedad como educador de la conciencia moral, sino que su obligación es promover y garantizar el ejercicio del derecho a la educación por aquellos sujetos a quienes les corresponde tal función (los padres), en el marco de un ordenamiento democrático respetuoso de la libertad de conciencia y del pluralismo social.

Y es que, tanto desde el punto de vista formal como del material, “esta Educación para la Ciudadanía es inaceptable”. “El Estado no es sujeto de formación de la conciencia. Y es que el Estado no puede imponer ninguna doctrina porque se viola “gravemente” el derecho de los padres y de las escuelas de ser los sujetos de la formación moral.

De la forma en la que está planteada obliga a tener una conciencia según las leyes del Estado y eso es contrario a la organización de un Estado democrático y de derecho. Se arroga un papel de educador moral. Igualmente, se quebranta el derecho de los padres a escoger la educación que quieren para sus hijos, según sus convicciones morales y religiosas, por eso la asignatura de Religión es optativa y voluntaria.

Pero hay, además, de una clara formación de las conciencias, sus contenidos son contraproducentes porque imponen una ideología de género y el relativismo moral. Tal vez se podría apoyar desde el principio una asignatura “diferente”, que no invada el campo de la formación de la conciencia y se atenga a la explicación del orden constitucional y de las declaraciones universales como Derechos Humanos. En este caso sería aceptable, incluso deseable.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris