Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   EUROBASKET 2009 / SEGUNDA RONDA   -   Sección:   Baloncesto

La solidez del juego interior turco condena a España (63-60)

A los de Scariolo se les pone muy cuesta arriba la clasificación para cuartos de final.
Redacción
sábado, 12 de septiembre de 2009, 18:04 h (CET)
Dolorosa derrota la cosechada por la selección española frente a Turquía en su cuarto partido en el Eurobasket. España quería disipar las dudas levantadas durante la primera fase del torneo con una victoria ante uno de los equipos que se había mostrado más sólidos hasta el momento. Sin embargo, España no solo no ha mejorado su imagen, sino que encima se ha encontrado con una derrota que la deja sin margen de error para los dos próximos partidos ante equipos complicados como son Polonia (la anfitriona) y Lituania. Toda una papeleta para la selección.

FICHA TÉCNICA
66- Turquia: Tunceri (11), Onan (-), Turkoglu (2), Ilyasova (15), Asik (13) -cinco inicial- Güler (2), Atsür (3), Erden (11), Savas (2) y Arslan (4).
57- España: Rubio (3), Navarro (8), Fernández (16), Gasol, P. (16), Reyes (8) --cinco inicial--; López, R. (-), Llull (-), Gasol, M. (4), Mumbru (-) y Garbajosa (3).
Parciales: 20-22, 16-14, 13-14 y 14-12.
Árbitros: Romualdas Brazauskas (LIT), David Chambon (FRA) y Olegs Latisevs (LAT) (1). Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada del grupo F del Eurobasket 2009 disputado en el Lodz Arena ante 4000 espectadores.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Por parte de España, nada.
Sin ninguna continuidad en el juego y con las principales referencias del equipo irreconocibles, resulta difícil destacar algo de un equipo que va a la deriva.
Lo peor: La defensa en la zona.
Una y otra vez, los pivots turcos ponían en aprietos a un juego interior español que ha sufrido por cada rebote.
El dato: 5/18 en tiros de tres por parte de España
Ni tan siquiera cuando el juego está atascado la selección puede echar mano de su otrora solvente juego exterior. No hay forma de que vean aro.

Miguel Terroso Sáenz / Siglo XXI

Por su parte, Turquía ha realizado un partido muy serio mostrándose netamente superior a España bajo los tableros y logrando una más que convincente victoria a pesar del gris partido que ha jugado su máxima referencia ofensiva, Türkoglu.

Curiosamente, los primeros minutos del partido fueron los mejores de la selección española en todo el torneo en el aspecto defensivo. Pau Gasol recibía muchos balones y Rudy Fernández salió a la cancha concentrado y acertado de cara al aro rival. Sin embargo, no hubo una cristalización de esa mejoría en el marcador. En defensa España sufría muchísimo ante la corpulencia de unos pivots turcos que campaban a sus anchas bajo el aro español. En el primer cuarto Asik se convirtió en la principal referencia ofensiva de los otomanos con 9 puntos, sin que los jugadores interiores españoles supiesen como detenerle. Al final de un disputado primer cuarto se llego con ventaja para la selección española (20-22). La mejor noticia era que Türkoglu no había aparecido gracias a la buena defensa que Rudy Fernández estaba ejerciendo.

El segundo cuarto comenzó con 5 puntos consecutivos de Marc Gasol (20-27). Parecía que España podía conseguir despegarse de forma significativa en el marcador, pero en ese momento el equipo se atascó en ataque y los turcos (que trataban por todos los medios de trabar el partido para que la selección española no le diese velocidad al juego), poco a poco y sin hacer gran cosa recortaron las distancias e incluso consiguieron darle la vuelta al marcador con un triple de Tunceri (33-31). Un triple de Ilyasova antes del descanso permitió a Turquía irse al intermedio por delante en el marcador (36-34). En este periodo, todos los puntos de la selección española fueron anotados por los hermanos Gasol, salvo una canasta de Felipe Reyes. El juego exterior no existía.

Al inicio del tercer cuarto Tunceri anotaba un triple que le daba a Turquía su máxima ventaja en todo lo que se llevaba jugado del partido (39-34). España reaccionó bien con un parcial de 9-0 liderado por Juan Carlos Navarro que volvió a dar a la selección española la iniciativa en el marcador (39-43). Pero una vez más, no se supo aprovechar el momento de debilidad de los turcos, que despertaron de su letargo con 7 puntos consecutivos. Con 49-43 y a poco de finalizar el tercer cuarto, aparecieron Felipe Reyes y Garbajosa para apretar el marcador antes del último y definitivo cuarto (49-48). A pesar de la mínima diferencia en el marcador, España había realizado un tercer cuarto muy discreto, con demasiados altibajos y sin fluidez en el juego. La dinámica tenía que cambiar en el último cuarto si España quería salir victoriosa del duelo.

Pero no cambiaron lo suficiente. España seguía sufriendo una hemorragia muy severa en el rebote, hasta el punto de que Scariolo colocó en cancha una defensa en zona para intentar asegurar mejor el rebote defensivo, y en el tiro exterior los porcentajes eran pésimos. Sólo acciones aisladas de Rudy Fernández, Felipe Reyes y Pau Gasol mantenían a España en el partido. Con un minuto y medio por jugarse y con posesión de balón y ventaja para Turquía (61-58) la defensa española consiguió recuperar el balón y Juan Carlos Navarro anotó una canasta que dejaba el marcador apretadísimo (61-60) a falta de un minuto. Para este minuto, Scariolo decidió poner a Sergio Llull de base en vista del poco rendimiento que tanto Ricky como Raúl López estaba ofreciendo en pista. Turquía falló y España tenía la última posesión para alzarse con la victoria. Pero en un ataque calamitoso, Sergio Llull cogió el balón e intentó una penetración suicida que acabó en tapón por parte de los pivots turcos, que recuperaron el balón y gracias a una antideportiva forzada por Sergio Llull a la desesperada, Turquía puso la rúbrica a una trabajada victoria (63-60).

Difícil entender la decisión de Sergio Scariolo de jugársela con Llull teniendo en pista a Navarro, Gasol, Felipe Reyes y Rudy Fernández. El caso es que esta derrota pone el camino de la selección española muy cuesta arriba en lo sucesivo. Ya no hay margen de error si el equipo quiere estar en cuartos de final. Lo contrario sería un estrepitoso y catastrófico fracaso, una triste rúbrica para un equipo llamado a ganarlo todo. Sergio Scariolo tiene mucho en lo que pensar y trabajar para los partidos de Polonia y Lituania.

Por su parte, con esta victoria Turquía ha dado un gran paso para clasificarse a cuartos de final. Sin embargo, para aspirar a cotas más altas necesitará que Túrkoglu esté más acertado en próximos partidos y una mayor aportación anotadora de los jugadores exteriores en general.

Noticias relacionadas

El Real Madrid se cita con Baskonia tras aplastar al anfitrión

La final se juega hoy a las 19.15 horas

Baskonia, a la final tras ganar a un combativo Barça

Los blaugranas llegaron a perder por 20 y pudieron forzar la prórroga en una buena segunda parte

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria

España ultima su puesta a punto antes de viajar a Kiev

Antes de volver a Madrid para jugar ante Letonia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris