Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:  

Que ninguna selección olvide la humildad

Jorge Dargel
Jorge Dargel
sábado, 12 de septiembre de 2009, 04:28 h (CET)
¡Cuántas expectativas se habían creado con la selección española de baloncesto en el Eurobasket de Polonia! Que si éramos los favoritos al oro, que si éramos la mejor selección, que si patatín patatán… Pues bien, como se suele decir, la primera en la frente, ya que España ha pasado a la segunda fase con más pena que gloria tras dos victorias sufridas, una con prórroga de por medio, y una derrota.

Con lo bien que nos iba de tapados hasta ahora. Pero no, entre todos y con la prensa con gran parte de culpa, nos hemos venido demasiado arriba, si tan bien es cierto que tras el oro del Mundial de Japón, y luego las platas del Europeo de España y de los Juegos Olímpicos de Pekín, es para estar optimistas, sin embargo, siempre hay que tener los pies en el suelo y respetar al resto de equipos en cualquier competición. Suena a tópico, pero es la pura realidad. ¿Qué pasa, que Grecia, Francia, Serbia, Croacia o Turquía son mancos?

De momento, ya hemos visto que un mediocre Gran Bretaña estuvo a punto de ganar a la selección española, que Eslovenia nos forzó jugar una prórroga tras ir ganando por quince puntos en algún momento del choque, y que Serbia nos dio un soberano repaso. Ahora viene la hora de la verdad, ya que hemos pasado terceros de grupo y un tropiezo más puede suponer quedarnos fuera de la lucha por las medallas.

Soy el primero que cree en el potencial de España y de sus credenciales para lograr el oro en este Eurobasket, pero como suelen decir los entrenadores, hay que ir poco a poco e ir cumpliendo los objetivos inmediatos para luego pensar en cosas más importantes. Pienso que los jugadores españoles han aprendido de este mal arranque para por fin, enchufarse a esta competición y demostrar el verdadero nivel que tiene este combinado nacional. Cualquier rival que vea nombres como los hermanos Gasol, Navarro, Rudy Fernández, Ricky Rubio, Raúl López, Llull o Felipe Reyes, lo primero que pensará probablemente es que menudo papelón…

Sinceramente creo en esta selección, vuelvo a repetir, por su calidad y también por la piña que forman y que tan buen resultado ha dado en estos últimos años. Más que compañeros de equipo, son amigos y esto es un arma más en España. Ya se la pocha o la Play, pero esta generación de jugadores españoles nos dará muchos más éxitos. Eso sí, nunca deben olvidar este premisa, humildad.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris