Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

Sobre legalizar la prostitución

Mario López
Mario López
sábado, 12 de septiembre de 2009, 04:14 h (CET)
Esperanza Aguirre es partidaria de regular la prostitución porque de lo contrario, según dice, pecaríamos de hipócritas. Al margen del ánimo que la inspira –llevar la contraria a los catalanes-, su opinión me parece acertada. Ahora bien, habrá que saber qué se regulariza: si un oficio o una esclavitud. Si es lo primero, perfecto. Si es lo segundo, fatal. De acreditarse como paliativo al desamparo, se trataría de esclavitud.

Pero si la regulación se acompaña de reconocimiento social, certificación profesional y equiparación con las demás profesiones, entonces sería un oficio. Además, para respetar la Constitución, la regulación debería extenderse a la prostitución femenina y masculina en sus dos vertientes, heterosexual y homosexual. El Ministerio de Educación habría de diseñar el currículo adecuado para acceder a una titulación y los salarios del sector se fijarían por convenio colectivo. Quizá estemos en los albores de una nueva industria capaz de reportarnos los más insospechados beneficios. Además, por ser el gusto sexual el más plural de los gustos, el oficio de dar gusto puede emplear a cualquiera, sin distinción de sexo, edad, raza, militancia o credo religioso. Un hito constitucional. Otra cosa, como diría Esperanza Aguirre, sería hipocresía.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris