Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Impuestos para corregir la mala gestión? ¡Menudo marrón!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
viernes, 11 de septiembre de 2009, 05:08 h (CET)
Si tengo que decirles lo que, en realidad, siento deberé confesarles que, para mi, el Parlamento se ha convertido en algo semejante a una caja de grillos en la que cada grupo mira como fastidiar al contrario y, a la vez, la manera de sacar provecho partidista de las distintas situaciones que se discuten en el hemiciclo, muchas de las cuales a los ciudadanos nos parecen meras entelequias, sueños inalcanzables y formas de intentar esquivar responsabilidades; como si los que gobiernan acabaran de hacerse cargo del país y les sorprendiera encontrárselo hecho ciscos. Escuchar al señor Rodríguez Zapatero usar reiteradamente los mismos argumentos, poner las mismas excusas y sacar a relucir sus trasnochadas y sectarias opiniones “buenistas” sobre cómo se debe de proteger a los parados o la forma con la que el mundo debe enfocar una nueva economía sostenible, un cambio de estrategia de la producción y de qué manera se debe “aleccionar” a los empresarios para que sigan las directrices encorsetadas, burocratizadas y carentes de toda experiencia, de la Administración estatal, en lo que significa impulso empresarial, visión de futuro y libertad de iniciativa, fundamentos básicos para que, cualquier economía, tenga posibilidades de desarrollarse y progresar; y que, por supuesto nada tienen que ver, ni tienen por qué, con un funcionariado tecnificado, en el mejor caso fruto de oposiciones y que, por supuesto, sus conocimientos de tipo administrativo nada sirven para sustituir la iniciativa privada, las ideas originales y el espíritu emprendedor y de riesgo, propio de los verdaderos empresarios.

Por desgracia, cuando es el Estado, a través de su gobierno el que intenta poner reglas, dictar medidas y pretender regir la economía de un país en base a un intervencionismo en aquellas facetas tradicionalmente reservadas a la iniciativa privada; lo que la más reciente experiencia nos revela es que, el fracaso está garantizado y la economía y finanzas así condicionadas no tienen otro destino final que el más completo desastre. Así ocurrió en la Rusia bolchevique, en la Alemania del Este y en todos los países sojuzgados bajo la opresión comunista de detrás del telón de acero. Veamos lo que está sucediendo en países como Venezuela, rico en materias primas y especialmente favorecido con grandes reservas petrolíferas que, a pesar de todo ello y después de que el señor Hugo Chávez se hiciera con el poder, esta vez legítimamente, todo hay que decirlo, no obstante, el pueblo poco ha notado el cambio de régimen porque, si los anteriores mandatarios eran corruptos, por mucho que el señor Oliver Stone –el prototipo de millonario anarquista y troskista, de estos que tienen un odio visceral al progreso y a los sistemas capitalistas – se haya convertido en su más firme apoyo; la llegada de este personaje, modelo de advenedizo llegado a más, y convencido de que ha sido llamado por los dioses para cambiar el Mundo; vean ustedes, que el pueblo, el mismo pueblo indígena al que tantas mejoras prometió, continua viviendo en la más pura miseria, mientras el petróleo lo regala su mandatario a los países que siguen sus pasos.

ZP nos anuncia una subida “moderada” de impuestos. Habla de un 1’5% del PIB, unos 15.000 millones de euros. ¿A cuál IP se referirá, al actual que ha bajado en un -4’2% interanual o al que teníamos a principios del 2007? Podemos suponer, por lo que se rumorea, que esta subida “moderada” de la presión fiscal que, según ZP, será inferior a la que había en el 2004 se aplicará sobre las rentas del capital o sea sobre el ahorro de los ciudadanos y, no podemos descartar que algunos impuestos indirectos, como el IVA, también experimenten alzas. Sin embargo, deberíamos poner una pega a lo que nos vende ZP, porque, cuando nos dice que la presión no será superior a la del 2004 le deberíamos decir que en dicho ejercicio España estaba con una economía floreciente, con un desempleo muy inferior al actual y con una demanda interior infinitamente más alta que la actual, restringida al mínimo a causa. Precisamente. del desempleo y de la recesión. Lo que no nos dice ZP es qué ocurrirá con estos limitados signos positivos que ve dentro de su desvarío como, por ejemplo, en la venta de coches, un placebo provisional debido a la incentivación provocada por las ayudas estatales pero, quisiera equivocarme, si se aumentan los impuestos y en especial los de objetos de lujo, es posible que el espejismo se desvanezca con la misma celeridad con la que ha aparecido. La ecuación es sencilla: más impuestos, menos demanda, menos ventas, menos producción, más desempleados, más problemas para las empresas etc.

Vamos a recordarle a Zapatero alguno de los datos de los que parece haberse olvidado: las firmas de capital riesgo, según informa el diario The Wall Street Journal, se alejan del mercado español a causa del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, la caída del consumo y las malas perspectivas económicas; España ha caído al puesto 33 del ranking mundial en competitividad y es el país que peor ha respondido a la crisis, junto con Islandia; en cuanto a su estabilidad macroeconómica, España ha pasado a ocupar el puesto 72 cuando el pasado año ocupaba el 30; España sigue a la cola de Europa en titulados de bachillerato y en FP, según un devastador estudio de la OCDE. Uno de los factores que más nos afectan en nuestra baja competitividad y que más se nos reprocha desde instancias internacionales, es la rigidez de nuestro mercado laboral y la debilidad de nuestro sistema financiero (¿recuerdan ustedes las bravatas de nuestro Presidente en Washington cuando presumía de la fortaleza de nuestro sistema financiero?). Tampoco parece que haga mella en ZP el déficit público de 50.000 millones de euros y la forma con la que se han disparado el gasto por prestaciones de desempleo, un 53’7% mientras las afiliaciones han descendido en 142.200 durante el pasado mes de Agosto.

Y, a todo este panorama convendría que, el señor Rodríguez Zapatero, cuando nos habla de que la Administración se va a ajustar el cinturón, nos explicara ¿qué es lo que va a hacer con estas comunidades a las que les ha tocado el gordo de la lotería en el reparto de los 11.000 millones extra que se les concedió?, ¿tendrán ellas que restringir sus gastos, sus embajadas en el extranjero, sus partidas para inmersión lingüística y propaganda? O, por el contrario, continuarán gozando de las bulas especiales mientras a los ciudadanos se nos da una vuelta de tuerca más sobre nuestros exhaustos bolsillos.¿Cuándo y cómo se les exigirá la devolución de los 6.000 millones que deben a Hacienda? Miren, si los devolvieran, a los ciudadanos en lugar de gravarnos con 15.000 millones más, nos quedaríamos en 9.000 millones ¡algo es algo! Y si se suprimieran los ministerios de Igualdad, Cultura y Vivienda, como pidió el Parlamento, supongo que nos ahorraríamos otros pocos millones, a los que podríamos añadir las ayudas que la señora Gonzáles-Linde ha otorgado a los cineastas (un 198% más que el año pasado) etc. Quiero decir que puede que, si el Estado pagara menos a los altos cargos, se mostrara menos generoso con lo de la Alianza de Civilizaciones, dejara a De la Vega en casa en lugar de enviarla a repartir millones entre las tiranías latinoamericanas, puede, digo yo, que no hiciera falta que se aumentaran los impuestos a los españoles de a pie. Ya sé que es pedir demasiado pero ¡por pedir que no quede!

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris