Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

El largo brazo del general

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 11 de septiembre de 2009, 05:04 h (CET)
Estamos en un país donde los que entienden en lo concerniente a la Administración de Justicia, los jueces, nos van a volver locos a todos los ciudadanos que, ante esta situación de desconcierto, vemos asombrados como, desde nuestra posición de legos en la materia, se están resolviendo unos y desarrollando otros casos que tendrán su explicación técnica, si así no fuera sería terrible, pero que no entendemos.

No es mi intención defender al juez Garzón al que recientemente han hecho comparecer ante la Justicia porque este juez no necesita a nadie que le defienda. Su impecable trayectoria profesional y su dedicación son avales suficientes para que esté fuera de toda sospecha.

Quien le iba a decir al juez Garzón, una persona relativamente joven, que se iba a ver ante un tribunal llevado por el largo brazo de un general de triste y nefasto recuerdo. Cuando prestigiosas asociaciones e instituciones internacionales de juristas apoyan al juez Garzón y consideran que ha actuado bien en lo concerniente a intentar investigar los crímenes del dictador, aquí, en España, donde tenemos perfecto conocimiento de todo lo relacionado con la bárbara actuación de un personaje al que en el colmo de la adulación le llamaron “Generalísimo”, sería para quitarle su complejo de bajito, por eso le alargaron el tratamiento, se planta a un juez, Baltasar Garzón, ante otro juez. Se imputa a un juez cuyo “delito” ha sido el de atender las justas denuncias de unos ciudadanos que perdieron a muchos de sus familiares de forma trágica y cruel y encima se les niega el derecho a darles a estos una sepultura digna.

El largo brazo del general está impidiendo que se juzgue a aquellos que cometieron crímenes atroces. El largo brazo del general está impidiendo que se exhumen los restos de sus víctimas para que les puedan dar sepultura en aquel lugar que sus familiares consideren más conveniente. ¿Ha muerto el general? ¿El largo brazo del general está aún en muchas instituciones públicas? No lo sé, pero algunos hechos dan mucho que pensar. Pensar es libre. Creo que esto no lo podrá impedir el largo brazo del general. Creo, deseo creer.

Noticias relacionadas

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente

Una propuesta de cien medidas respecto a la familia

Hay que ver si los partidos quieren resolver problemas o solo vencer a los contrarios

Traficar con el arte

¿Es aceptable que un castillo o una iglesia que forman parte de la Historia de nuestro país, se transformen en la residencia de una familia adinerada?

Top ventas

Lo más vendido en este fin de invierno, comienzo de primavera

El PSOE esconde sus intenciones, pero sus omisiones tendrán consecuencias

“Si tienes que mentir, engañar, robar, obstruir o intimidar para hacer entender tu punto, no debe ser un punto capaz de sobrevivir por sus propios méritos”. Esteven Weber
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris