Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Dictaduras de izquierdas, siempre benditas

Lorenzo de Ara
Redacción
jueves, 10 de septiembre de 2009, 03:02 h (CET)
“El mantenimiento de una doble moral hacia las dictaduras según la bandera ideológica que enarbolen no es algo que deba sorprendernos en Europa. La izquierda siempre ha contado con el beneplácito de las democracias continentales para iniciar todo tipo de "revoluciones" (golpes de Estado) destinadas a instaurar feroces dictaduras. En cambio, lo que se solían llamar "dictaduras de derecha" –caracterizadas no por afinidad alguna con el liberalismo o el capitalismo, sino por erigirse en contra de gobiernos socialistas que pretendían normalmente construir sus propias dictaduras de manera aparentemente democrática– eran constantemente vituperadas y marginadas en la escena internacional”. Así comienza el editorial de libertaddigital.com del sábado 5 de septiembre.

Y es verdad que la izquierda siempre ha gozado de más espacio e incluso de más apoyo de todo tipo para ejecutar muchas atrocidades a lo largo de la historia.

Se han instaurado dictaduras feroces y, hasta hoy en plena vigencia, con el beneplácito de las democracias europeas.

España tiene un gobierno que prefiere arrimarse a países con una democracia inexistente o en serio peligro de desaparecer. ¿Lo dudan?

La izquierda zapateril ha encontrado un hueco en la agenda del presidente para que éste reciba al ex golpista Hugo Chávez, dispuesto a imponer su dictadura en toda Hispanoamérica.

¿Haría lo mismo el hombre que más trabaja por la paz mundial, si el presidente en cuestión no fuera Chávez y si Álvaro Uribe, mandatario colombiano? Me temo que no. El presidente de Colombia no recibiría los abrazos de Moratinos y Zapatero. Para el verdadero demócrata, el reloj del PSOE no tiene un segundo. Para el dictador Chávez, el reloj se detiene, las puertas se abren. Lo mismo se ha hecho en Libia con el sanguinario Gadafi.

Si de verdad contáramos algo en la política exterior, tal como analiza en ABC, Borja Bergareche, Zapatero no recibiría en Moncloa al protagonista de una recesión democrática en el sur del continente americano.

De igual manera, recibir a Evo Morales, presidente de Bolivia, pone de relieve el declive de un país que se mueve dando tumbos en una escena internacional que ya no cuenta con nosotros.

Las dictaduras de izquierdas, bendecidas por la progresía española, tienen un fiel aliado en Zapatero.

Uno de los ejemplos más llamativos, es el papel jugado en la turbulenta situación que hoy vive Honduras y su democracia.

A Zapatero no le tiembla la voz pidiendo el regreso de Zelaya, otro peón de Chávez, o sea, otra herramienta necesaria para la instauración del terror comunista; pero sí calla cuando Obama -de él habla el editorial de libertaddigital.com al que anteriormente he hecho mención-, baja la presión hacia Cuba, con un Fidel Castro que no termina de morirse.

Y es que Cuba, la siempre añorada Cuba del socialismo español, es una democracia plena y con buen pulso, que nos enseña todos los días cómo tratar a la oposición, a los homosexuales, al que piensa de diferente manera. Los socialistas lo ven así. Lo sienten así. Lo confirman con sus acciones.

Hacia ella miran los progres que cobardemente viven con nosotros y nunca acaban por marcharse al paraíso bolivariano o castrista. ¿Cuándo tomarán la decisión de dejar atrás las cadenas de la democracia liberal? Yo les animo a que emprendan el viaje ahora mismo. Les regalo la Odisea de Homero. Yo me quedo con las obras completas de Alexander Solzhenitsyn.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris