Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Las causas morales de la crisis

Jaume Catalán (Gerona)
Redacción
jueves, 10 de septiembre de 2009, 02:41 h (CET)
En el marco del curso de verano de la Universidad Rey Juan Carlos sobre “Economía y persona en tiempos de crisis”, el cardenal Rouco Varela, ha señalado que el momento que atravesamos no se debe sólo a fallos estructurales y técnicos, sino a fallos de fondo, de la ética y de la conciencia personal y social. Lo más grave de la crisis sería, por tanto, que no es un fenómeno aislado de pérdida de confianza y esperanza, sino que responde a una patología profunda, común a otros fenómenos sociales de largo alcance, contrarios a la dignidad de la persona, como es el aborto.

La crisis económica y la aceptación social del aborto no son realidades que están tan lejos como parece. El arzobispo de Madrid se ha referido también a las contradicciones que estamos viviendo, como la de utilizar la legislación para eliminar a los seres más indefensos e inocentes, en vez de protegerlos.

El aborto es, sin duda, el exponente más dramático de la crisis que está padeciendo la humanidad, según el certero análisis del arzobispo de Madrid. La respuesta ante esta situación, como ha apuntado Benedicto XVI, no puede ser otra que una renovación antropológica, cultural y moral, basada en la defensa de la dignidad del ser humano, desde el momento de su concepción hasta su muerte natural. La justicia y la caridad son las soluciones a una realidad que cada vez más nos deja insatisfechos.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris