Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Esperanza de vida

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
lunes, 7 de septiembre de 2009, 06:29 h (CET)
La escasa natalidad en Rusia es un dilema, pero su alzada mortandad es una anomalía para su progreso. El índice de fertilidad es menor al preciso, para afianzar el reemplazo generacional.

Se han tomado medidas natalicias. La más lucida ha sido la llamada; “capital maternal”, con una cantidad de 10.000 dólares que se concede a través de una cédula especial, al nacimiento del segundo hijo.

Los demógrafos se exhiben reflexivos sobre el efecto de estas medidas. Anatoli Vychnevski, director del Instituto de Demografía de Moscú, ha llevado a cabo un análisis sobre el problema demográfico de Rusia, que ha sido divulgado por el Instituto Francés de Relaciones Internacionales, en el que se asevera que la esperanza de vida es de 73 años para las esposas y de solo 61,4 para los varones.

¿A qué se debe esta marcha atrás? En la disparatada mortandad masculina influyen el alcoholismo, el tabaquismo y una nutrición anacrónica. El más perjudicial es el consumo de bebidas etílicas: el 40% de los suicidas y el 80% de los homicidas ejecutan sus crímenes embriagados, según una investigación de la Cámara Cívica de Rusia.

La exigua natalidad y la enorme mortandad están provocando un declive de la cantidad de rusos, que ha pasado de 148,6 millones a principios de 1993 a 142 millones al día de hoy.

También advierte Vychnevski que; “el país va a sufrir, a corto plazo, una reducción drástica de su población activa”. Según los pronósticos del Instituto de Estadística de Rusia, la conjetura es que el bajón de la población será de 11 millones de ciudadanos, entre 2008 y 2025.

El recurso a la inmigración lograría subsanar la bajada demográfica rusa. A partir de los años 90, el retorno nómada, por la vuelta de rusos que estaban en otros países, y por el menor éxodo de rusos, ha mejorado la situación.

El último informe gubernativo; “Concepción de la política demográfica”, expone el propósito de lograr un saldo migratorio anual de 200.000 mortales hasta 2016, y de 300.000 en 2025. Pero, dice Vychnevski que; “ni la sociedad rusa, ni las elites tienen una postura favorable a la inmigración.”

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris