Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La castidad de Kaká

Eva N. Ferraz (Barcelona)
Redacción
lunes, 7 de septiembre de 2009, 06:15 h (CET)
Leo en una revista, la burla sorprendente de la periodista Carmen Gallardo contra Kaká: “Lanza mensajes apocalípticos para acabar con las multinacionales del preservativo. Ya lo dijo Nietzsche: en algunos, la castidad es virtud. En muchos es casi un vicio”. La declaración que suscitó este comentario fue: “Elegimos llegar castos al matrimonio. Para nosotros, la noche de bodas fue bellísima”.

Algunos definen nuestro mundo como un gran palacio de lujuria, en el que, desde que tenemos uso de razón, somos adiestrados en el arte maligno de la seducción con un único objetivo: llevarse al otro a la cama sin más consecuencias que disfrutar. Por suerte, ahí están los políticos de turno para animar a los jóvenes al sexo precoz, solventando esa nadería del embarazo con píldoras y un aborto cada vez más libre, o un sistema sanitario que cubra todas las enfermedades sexuales. Y ya casados, el cine, los periódicos y la TV se encargan de proponernos un adulterio que termina por herir de muerte tantos matrimonios, o un elenco de imágenes lascivas que impregnan nuestra mente de pornografía. Que la castidad es virtud nadie, salvo los impuros, lo niega, y para llegar a vivirla necesitamos hacer algo más que apagar la televisión o saltarnos algunas páginas del diario. Pero por algo se empieza.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris