Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

La gran prueba del juez Roberts

E. J. Dionne
E. J. Dionne
lunes, 7 de septiembre de 2009, 04:58 h (CET)
El discurso del Presidente Obama sobre la reforma sanitaria que pronunciará el miércoles será (BEG ITAL)el segundo(END ITAL) momento político más trascendente de la semana.

Desde el punto de vista del impacto potencial a largo plazo de un suceso sobre nuestra vida pública, el más importante será la vista del Tribunal Supremo (el mismo día, como mandan los cánones) de un caso que, si se resuelve mal, podría ceder el control de nuestra democracia a los intereses corporativos.

Esto suena melodramático. No lo es. El Tribunal está considerando eviscerar leyes que llevan en el código desde 1907 en un caso y desde 1947 en el otro, las que prohíben las donaciones y los gastos directos de las corporaciones en las campañas electorales federales. Hacerlo borrará precedentes que se remontan atrás entre dos y tres décadas.

El impacto integral de lo que el Tribunal podría causar en el veredicto de Citizens United contra la Comisión Electoral Federal apenas ha comenzado a atraer la atención que merece. Ni siquiera la palabra "radical" refleja el grado al que los magistrados podrían poner patas arriba nuestro sistema político. ¿Utilizará un caso basado originalmente en una cuestión estricta para devolver nuestra política a finales del XVIII?

Citizens United, un grupo conservador, presentó una demanda argumentando que debería estar exento de las restricciones impuestas por la ley McCain-Feingold de financiación de campaña del año 2002 a cuenta de una película que produjo muy crítica con Hillary Clinton. La organización afirma que no debería tener que revelar la fuente de financiación de la cinta.

En lugar de resolver el pleito que examina, el tribunal tomó parte en un notable acto de extralimitación judicial. El 29 de junio aplazó la sentencia y pidió nuevas pruebas documentales y una nueva vista muy inusual, que es el gran acontecimiento del miércoles. El tribunal decidió considerar la cuestión planteada por el caso sólo de pasada. Amenaza con anular el veredicto de 1990 que ratifica la prohibición veterana del dinero de las empresas en las campañas.

No tengo espacio suficiente para citar todos los precedentes que el tribunal tendría que dejar de lado en caso de anular la prohibición del dinero corporativo, que se remontan a la sentencia Buckley de 1976. Baste con decir que hay un miembro del tribunal que ha hablado con elocuencia acerca de los peligros de ignorar los precedentes.

"Creo que se da una patada al sistema jurídico siempre que se ignora un precedente", dice. "Los precedentes desempeñan un papel importante en el estímulo de la estabilidad y la imparcialidad. No es suficiente - y el tribunal ha hecho hincapié en este punto en varias ocasiones - no es suficiente que se pueda pensar que la sentencia previa se resolvió erróneamente. Eso realmente no responde a la pregunta, sólo plantea la pregunta."

Este escrupuloso jurista continuaba: "Y se examinan estos otros factores, como las expectativas de resolución, como la legitimidad del tribunal, como si un precedente en particular es viable o no, si un precedente se ha visto erosionado o no por sentencias posteriores".

Él sabiamente cita a Alexander Hamilton, que escribió en el Documento Federalista 78: "Para evitar la sentencia arbitraria de los jueces, han de limitarse a las leyes y los precedentes."

El Presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, probable voto de desempate en este caso, tenía toda la razón cuando dijo estas cosas durante su audiencia de confirmación en 2005. Si usa su propio rasero, es imposible ver cómo se puede justificar el uso de "resolución arbitraria" de prescindir de un sistema de eficacia demostrada, cuya construcción comenzó con la Ley Tillman de 1907.

¿Fueron "legítimos" los tribunales que establecieron los precedentes anteriores? Esta prohibición fue respetada durante muchos años por los jueces de un amplio abanico de tendencias filosóficas. No estamos hablando de revocar una única sentencia por un atajo de activistas con toga que explotan una mayoría jurídica temporal.

¿Son los precedentes "factibles"? La respuesta es claramente afirmativa, por lo que no hay ninguna demanda popular para que las empresas puedan derrochar su liquidez en nuestro sistema político. Nuestro sistema sería menos "viable" si el tribunal cambiara abruptamente la ley.

¿Se han visto "erosionados" los precedentes? Absolutamente no. En un caso tras otro, sin importar la opinión que tengan mayorías judiciales concretas de las disposiciones financieras de las campañas, la prohibición de las donaciones de las empresas se daba por sentada. Como señaló el Tribunal hace sólo seis años, el poder del Congreso para prohibir las donaciones directas de las empresas y los sindicatos "ha echado raíces en nuestro código." Eso es lo que se llama "expectativas de resolución".

Este caso es la prueba más clara de si fue sincero ante el Congreso en 2005 o no el presidente Roberts. Espero de verdad que la supere. Si no lo hace, va a reducir nuestro sistema político a escombros y a socavar enormemente la legitimidad del tribunal que preside.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris