Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Qué bonita es la hermandad

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 6 de septiembre de 2009, 08:15 h (CET)
Este domingo tenía previsto escribir sobre los socialistas valencianos que en cada lavada pierden una sábana y ahora ya quieren dejar en las lavadoras de la derecha la última que les queda: el País Valencià en sus siglas, creen que así ganarán más votos y no saben mirarse al espejo para ver que llevan años renunciando a las señas de identidad de un pueblo y éste sigue dándoles la espalda entontecido por los cantos de sirena de las gaviotas del Partido Popular. Pero, de repente, he visto que hay otros socialistas, los que gobiernan en el Ayuntamiento de Barcelona, que también andan pisando charcos salpicándose a si mismos y no he querido dejar pasar la semana sin hablar de lo bonita que es la hermandad al ver cómo el ayuntamiento barcelonés, donde mandan tres partidos que se suponen de izquierdas y uno de ellos con la republica como bandera, ha contratado a una hermana de la que puede ser reina de España.

Telma Ortiz, hermana de la Princesa de Asturias, ha sido contratada como personal de confianza en el departamento de Relaciones Internacionales del consistorio barcelonés, donde por cierto ya existe otra persona con el mismo rango de subdirectora. Y uno, que es tierno, sentimental y solidario se alegra de ver cómo dos nietas de un taxista han llegado tan alto, una es princesa y, tal vez, será Reina, y la otra sin esa necesidad tan perentoria que sufren miles de familias españolas para salir de las listas del paro ha encontrado un buen trabajo estupendamente remunerado aunque los responsables del Ayuntamiento de Barcelona se hacen los sordos cuando se les pregunta por la nómina que percibirá Telma Ortiz.

No pongo en duda lo méritos profesionales y académicos de esta dama que estudió Económicas en las Universidades de Roma y Barcelona, en el Ayuntamiento a lo único que contestan cuando se les pregunta al respecto es que “habla catalán” pues ya saben que es uno de los requisitos que se les exigen a los funcionarios del consistorio, requisito por cierto muy criticado por la españolidad galopante, y no dudo que sus conocimientos de las tierras de Oriente, no en vano ha sido cooperante en Filipinas y otros lugares allende los mares, servirán de mucho a la expansión del nombre de Barcelona por aquellas lejanas tierras. Pero me escama, y no poco, el que este puesto no haya salido a concurso u oposición pública, la excusa es la de siempre cuando se quiere colocar a alguien en un puesto, aunque sea con calzador, se trata de un puesto de confianza y por tanto restringido a la persona que el mandatario de turno estime pertinente.

Pero como dice el refrán “la mujer del César no sólo ha de ser honrada, también debe parecerlo”, y en este caso muchos andamos con la mosca detrás de la oreja, todos somos conscientes de que los tiempos del nepotismo no han desaparecido y mucho menos en el área de la política y todos los ojos apuntan a un supuesto y posible enchufismo por parte de alguien de elevado porte, y es que el amor fraternal es tan bonito que enternece hasta a las almas republicanas y nacionalistas que mandan en el ayuntamiento barcelonés. En aquella santa casa de la Plaça de Sant Jaume nadie ha protestado, todos los partidos han guardado silencio ante la creación de un nuevo gasto en época de crisis cuando por mucho menos dispendio ponen el grito en el cielo. Unos, los que mandan, callan y desde el PSC, el partido del alcalde, hasta Esquerra Republicana pasando por Convergencia i Unió se ha extendido un amplio velo de silencio, tan sólo el portavoz nacionalista de la oposición, Xavier Trias, ha criticado, eso si con la boca pequeña y en su lugar de Facebook, la medida por no ser adecuada a la actual coyuntura económica y los de la gaviota han enmudecido cuando critican cualquier actuación del gobierno municipal.

Ya tenemos a Telma Ortiz en Barcelona, en su Ayuntamiento, y en un cargo supuestamente ampliamente remunerado y nadie sabe cómo ha sido. Con esta cacicada el alcalde Hereu puede ver temblar un poco más su sillón municipal, he de decir que Hereu es un hombre asequible, amable y que me cae muy bien pero pienso que lleva un tiempo en que las decisiones que toma están mal asesoradas por un equipo que ha perdido el norte de la ciudad. No van a ser las putas que han tomado las Ramblas y el cercano mercado de La Boquería como zoco de su mercadeo de carne quienes le hagan dejar la alcaldía en unas próximas elecciones, van a ser cacicadas como ésta las que le apeen del sillón consistorial. Pero mientras tanto seamos felices, una familia ha salido del oscuro cajón del paro demostrando así lo bonita que la hermandad.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris